Connect with us

Amor y Sexo

10 señales de que tu relación es sólida

Publicado

on

¿Cómo saber si mi relación es sólida? Si te has preguntado esto más de una vez… no te preocupes. Todos nos lo hemos preguntado. Cada relación es distinta, así como cada persona es diferente. Pero hay ciertos factores que deben estar presente en cualquier relación sana y fuerte.

Solo recuerda no tomarte las cosas tan en serio, lo que le funciona a una pareja puede no funcionar en la tuya. Lo más importante es sentirse feliz y respetado. ¡Toma nota!

1. No te estresas cuando sale solo con sus amigos

No importa si está lejos o cerca de ti. Confías en que tomará las decisiones correctas y que no pondrá su relación en peligro. Puedes irte a dormir sin esperar a que regrese o a que te avise que ya llegó a su casa. No sientes la necesidad de escribirle cada diez minutos. Sabes que se la está pasando bien sin ti pero sabes que regresará sin drama.

2. No sientes la necesidad de espiar su teléfono

Algunas personas son chismosas por nacimiento. Simplemente está en su sangre. Pero tú sabes que no necesitas robar su celular mientras duerme o se está bañando para checar sus últimas conversaciones o fotos. Sabes que solo encontrarás fotos de ustedes dos.

3. Se apoyan el uno al otro, pero también estarían bien sin él

Hay una diferencia entre apoyar y crear un ambiente tóxico y dependiente en el que no puedes hacer nada sin su aprobación y apoyo. Las parejas sanas entienden que son fuertes individualmente y las cosas en pareja simplemente saben mejor. Tener a tu pareja ahí es como el betún encima del pastel.

4. No se enojan por pequeños errores

Claro, pueden hacerse enojar (en especial si viven juntos). Pero tampoco se hacen sentir culpables ni mal cuando uno se equivoca.

5. Aprecian lo que uno hace por el otro

No solo aprecian lo que cada uno aporta a la relación, también lo expresan sin miedo. No se siente cursi decirle a tu pareja que notas su esfuerzo.

6. Si tienen una pelea, la resuelven

Todos tienen peleas. Hasta las mejores parejas. Blake y Ryan también lo hacen. La diferencia es que las parejas fuertes resuelven hasta el problema más pequeño con CO-MU-NI-CA-CIÓN. Es importante tratar de ponerse en los pies de la otra persona, aunque no estés de acuerdo con su punto de vista.

7. Hacen tiempo para estar solos

“Estar solos” puede tener muchas definiciones y es más difícil mientras más crecen (y más si deciden tener hijos). Puede ser complicado hacer tiempo para caminatas románticas o cenas de dos a la luz de las velas. Si todavía mueven su agenda para pasar tiempo de calidad juntos… ¡van por buen camino!

8. Se mueren de risa cuando están juntos

Si tú y tu pareja todavía se ríen hasta que les duele la panza tienen algo único. Pueden ser inmaduros y vulnerables en frente del otro.

9. El sexo sigue siendo bueno

Tal vez ya no están en esa etapa hormonal y de luna de miel en la que no podían dejar de tocarse, pero recuerda todo se trata de calidad, no necesariamente cantidad (aunque también es importante). Lo vital es que ambos estén felices con su vida amorosa y sexual.

10. Puedes ser tú misma con él

Esto puede sonar absurdo para la gente que tiene relaciones de largo plazo, pero sigue siendo muy importante. A veces la gente se adapta a su pareja para evitar conflictos y  se acaba perdiendo en el proceso. Si puedes ser totalmente genuina y puedes hablar con tu pareja de cualquier cosa. ¡Bravo!

Amor y Sexo

Esta es la cantidad de sexo que tienen las parejas felices

Publicado

on

De acuerdo a un nuevo estudio publicado en la revista ‘Social Psychological and Personality Science’, las parejas felices tienen sexo una vez a la semana.

Y según ese mismo estudio, no existe una correlación entre las veces que una pareja tiene sexo y su felicidad.

Es decir, contra lo que muchos creen, las personas no son más felices por tener sexo con más frecuencia o viceversa.

De hecho, para la mayoría de las parejas estables, intimar una vez cada siete días los hace mantener una relación saludable, siempre que el sexo sea de calidad.

En concreto, de acuerdo al estudio, las parejas más felices suelen tener relaciones unas 51 veces por cada 12 meses. Es decir, matemáticamente casi una vez a la semana.

Sigue leyendo

Amor y Sexo

La universidad que enseña relaciones sentimentales, amor y sexo

Publicado

on

Haciendo acopio de toda su gallardía, un joven surcoreano propone a una compañera de clase pasar la tarde juntos. Los dos tortolitos caminan juntos al salir de clase, compartiendo sonrisas tímidas y una conversación vacilante. Es posible, incluso, que en algún momento sus manos lleguen a rozarse. Podría parecer una cita, y lo es, pero por encima de todo es un examen, final y práctico, para una asignatura llamada Género y cultura. Gracias a este curso, impartido en la Universidad de Sejong, Seúl, los alumnos pueden aprender todo —o casi todo— lo que hay que saber sobre relaciones sentimentales, amor y sexo.

Los datos más recientes del Instituto Coreano de Salud y Asuntos Sociales (KIHSA) llevan a pensar que la pasión es una lección que necesita un repaso. En 2018, el país tuvo el número de matrimonios más bajo de los últimos 46 años. Una encuesta realizada por este organismo entre solteros de 20 a 44 años indicaba que solo un 26% de los hombres y un 32% de las mujeres tenían pareja, y para la mayoría se debía a una decisión personal. A los jóvenes coreanos les cuesta encontrar a su media naranja, quizá por eso esta actualización académica del Ars Amatoria sea tan popular: todas las plazas ofertadas para la clase se ocuparon en menos de tres minutos. La sabiduría de Ovidio, como corresponde a un clásico, es universal y atemporal.

Las raíces de este celibato generalizado se hunden en la profundidad socioeconómica. El primero de los factores es un mercado laboral muy competitivo. La tasa de desempleo en Corea del Sur, un 3,8%, se eleva —por anecdótica que parezca en latitudes mediterráneas— a máximos de los últimos 17 años. Para los menores de 30 años, esta cifra casi se triplica. Según un sondeo de la firma de recursos humanos JobKorea, solo uno de cada diez estudiantes que se gradúan el próximo mes ha encontrado trabajo a tiempo completo.

Han Heehyeon, de 22 años de edad y habitante de Seúl, cree que su situación profesional tiene mucho que ver con el hecho de que esté soltera: “Cuando estás en la universidad es mucho más sencillo conocer gente nueva, pero cuando estás trabajando ya no tanto. Además, ahora debo concentrarme en hacer las cosas bien. Mi salario ahora mismo es bastante bajo, pero si trabajo con dedicación y esfuerzo es posible que en uno o dos años pueda empezar a ahorrar”.

Esta encrucijada es un lugar común para los millennials, un colectivo generacional para el que la precariedad laboral obstaculiza la planificación a largo plazo y la estabilidad económica que requiere formar una familia. Bae Jeong-weon, la profesora que imparte Género y cultura, desea que su asignatura incida en esta cuestión, por ello uno de los deberes que encarga a sus alumnos es preparar el presupuesto de un matrimonio. En la cita final, además, no pueden gastarse más de 10.000 won, el equivalente de 7,5 euros.

En el caso de las mujeres, la seguridad es otro elemento muy relevante. La violencia sexual ha aumentado en Corea del Sur desde hace varios años. Según datos de la Agencia Nacional de Policía, en 2017 se registraron 32.000 denuncias por este motivo, el doble de las 16.000 de 2008. La lacra social que supone la violencia de género crece especialmente rápido: los casos han pasado de 9.000 en 2016 a 19.000 en 2018. “Hace poco una chica fue asesinada por un hombre en la estación de Gangnam, muy cerca de donde trabajo”, rememora Heehyeon. “Paso por allí a diario y siempre pienso que podría haber sido yo. Por eso nunca quedaría con alguien que hubiera conocido en Internet, solo saldría con un chico que ya conociera de antes”.

Todos estos factores son más o menos comunes a los de cualquier país moderno, pero hay otros que afectan a Corea del Sur de manera específica. Uno de ellos es el servicio militar obligatorio. Los varones de entre 18 y 28 años reciben instrucción militar durante casi dos años. “Diría que el 90% de las parejas que conozco rompieron cuando el chico tuvo que hacer el servicio militar. Unos pocos lo intentaron, pero durante esos meses es muy complicado mantener el contacto, ya que los reclutas tienen un horario muy estricto. Al final acaba siendo como estar saliendo con una persona imaginaria. Y si lo logran y continúan juntos cuando él vuelve, la presión para el chico es enorme porque la chica le ha esperado durante dos años, lo que a veces acaba siendo fatal. Es muy complicado. Pero, a pesar de todo, algunas parejas lo intentan”. Heehyeon decidió no hacerlo.

Cuando se le pregunta si asistiría al curso Género y cultura, Heehyeon duda, pero acaba respondiendo: “Para ser sincera, la verdad es que no. Puedes aprender algo de la clase, pero creo que es mejor salir, conocer gente y ver cómo funcionan las cosas en distintas situaciones”.

Los dos alumnos vuelven a casa contentos. Nunca sabremos si la cita se cerró con un beso: eso no forma parte del programa académico.

Sigue leyendo

Amor y Sexo

«Demisexual», «pansexual», «queer» y «no lo tengo claro»: las nuevas opciones de Tinder para identificar la orientación sexual de los usuarios

Publicado

on

La popular aplicación de citas Tinder anunció este martes cambios en las opciones que ofrece a sus usuarios para identificar su sexo, entre los que incluirá mujer u hombre transexual, así como la posibilidad de elegir la orientación tanto de quien busca como de aquellos con quienes se quiere conectar.

En una entrada en el blog de la compañía, Tinder explicó que se ha asociado con el grupo de defensa de los derechos de las personas LGBTIQ (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, intersexuales y queer, es decir, que no se ajusta a los patrones de género), GLAAD, para introducir cambios en su aplicación que la hagan «más inclusiva».

La nueva versión de Tinder ofrecerá una tercera opción junto a las existentes hasta la fecha de «mujer» u «hombre» en el momento de identificar el sexo del usuario bajo el título «más» que, al ser clicada, permitirá elegir «mujer transexual» u «hombre transexual».

Tinder también permitirá de ahora en adelante que el usuario indique cuál es su orientación sexual entre nueve opciones distintas (heterosexual, gay, lesbiana, bisexual, asexual, demisexual, pansexual, queer y no lo tengo claro) y, en caso de que así lo desee, esta información podrá ser pública en su perfil.

A su vez, los usuarios podrán pedir que se les muestre de forma preferente a otras personas con su misma orientación sexual.

La nueva versión de la aplicación estará disponible en un primer momento a partir de este mismo mes en los mercados de Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Irlanda, India, Australia y Nueva Zelanda.

Según los datos de 2018 (los más recientes en haberse hecho públicos), Tinder, con sede en Los Ángeles (California, EE.UU.), tiene 57 millones de usuarios en todo el mundo -4,1 millones de ellos de pago-, el 62 % de los cuales son hombres y el 38 %, mujeres.

El anuncio de este martes por parte de Tinder coincide con el homenaje que el buscador más usado del mundo, Google, lleva a cabo a la comunidad LGBT con un «doodle» que conmemora el 50 aniversario de las protestas de Stonewall en Greenwich Village (Manhattan, Nueva York) contra la Policía, consideradas uno de los eventos pioneros en la lucha por los derechos de este colectivo.

Sigue leyendo

Tendencias