Connect with us

Comunidad

El pueblo que quiso adelantar el pago de impuestos

Publicado

on

Parece mentira: todo el mundo desearía evitar pagar impuestos si fuera posible, y la prensa está llena de noticias sobre evasión fiscal. Pero es cierto que una moneda local en un pueblo de Austria hizo que los vecinos quisiesen pagar impuestos de antemano, no porque fueran conscientes del bien común sino porque les sobraba dinero. Quisiera dedicar mi post de este mes a esta experiencia en un pueblo alpino, explorando sus posibilidades.

Se trata de Wörgl en el Tirol (Austria), pueblo del que ya traté años atrás. Allí el ayuntamiento decidió circular una moneda oxidable en 1932 que caducaba cada mes, requiriendo pegar un sello del 1% de valor (10 céntimos para un billete de 10 euros, por ejemplo). Quien recibió este medio local de intercambio pensó en gastarlo antes del chelín (moneda oficial austríaca en aquella época), porque guardarlo significaba perder el 12% del valor por año. Y así estimulaba las actividades económicas locales.

La gente usó este dinero primero para cubrir las necesidades básicas (alimentos / ropa…), luego pagó la deuda morosa que tenía y llegó a la etapa de que empezaba a sobrar el dinero que de todas formas seguiría perdiendo su valor paulatinamente: entonces se inició la época de oro cuando la gente quiso pagar impuestos del futuro, porque les era mejor pagarlos con el dinero sobrante y después contar con más dinero para otros fines. En este enlace se puede leer el texto íntegro de esta historia en alemán.

La moneda oxidable nos permite tener más dinero del necesario y poder gastarlo entonces en pro del bien común

Si hoy en día funcionara una moneda oxidable a nivel de un país, se podría aprovechar para aumentar la cotización a la seguridad social: si todo el mundo sabe que el dinero se devalúa si se queda con él pero puede convertirlo en más pensión en el futuro, es muy probable que la gente quiera cotizar más para garantizar su mejor vida como pensionistas. Esto podría aumentar también la cantidad de dinero que reciben los que se han jubilado ya, incrementando su gasto, lo que impulsaría aún más la economía nacional.

El aumento de la economía nacional significaría también el aumento del ingreso para la Hacienda, puesto que habrá más base imponible e IVA, lo que permitiría tener más presupuesto para la educación y la sanidad, aunque dependerá de la voluntad política si este aumento del ingreso será destinado para tales fines. Otra posibilidad sería pagar esta moneda oxidable como renta básica para menores para ayudar a familias con niños y aumentar la natalidad.

Hay que distinguir entre la inflación y la oxidación: la inflación significa el aumento de los precios (por ejemplo: un menú del día sube de 10 a 12 euros) mientras que la oxidación es la pérdida paulatina de tu poder adquisitivo sin que tenga que modificarse cuánto vale un kilo de patata. La estabilidad de los precios como medida de valor es fundamental para poder realizar cualquier plan económico a medio y largo plazo, porque esto garantiza que un kilo de naranjas vale lo mismo en los próximos años.

Me preguntaréis qué pasará con las corrupciones, pues serán menos importantes. El hecho de que nadie quiere atesorar el dinero significa que seguirá circulando para llegar a todo el mundo, y quien tenga más dinero que necesario a corto plazo hará sus esfuerzos para gastarlo, hasta donándolo a asociaciones y otras causas sociales, sea lo que sea su forma de ganarlo. Al final y al cabo todo el mundo recibirá más liquidez y nos importará menos quién se enriquece injustamente, ya que todos viviremos mejor.

La moneda oxidable nos presenta la posibilidad de que tengamos más poder adquisitivo que necesario para su vida, permitiéndonos pensar en gastarlo en pro del bien común. Ojalá que se realicen más estudios para hacer posible este tipo de sociedad realmente próspera.

Comunidad

Respeto a los mayores

Publicado

on

Hay que inculcar a nuestros hijos y a nuestros pequeños un gran cariño y respeto por las personas mayores, bien sean sus abuelos, bien sean vecinos o conocidos mayores.

Las sociedades más industrializadas, por regla general, y la pérdida de muchos de los valores tradicionales hace que cada vez más las personas mayores sean marginadas e incluso, ignoradas, dando a entender su aparente inutilidad para una sociedad movida solamente por las prisas, el estrés y los valores materiales.Una persona puede aportar experiencia, formación y cultura a los más pequeños. El cariño y el respeto suele tener un efecto «boomerang»; si no lo damos y enseñamos, es difícil que lo obtengamos en un futuro.Algunos de los puntos clave para educar a los más pequeños de la casa pueden ser (válidas no solo para el trato con las personas mayores, sino para el trato con cualquier otra persona):

1. Hablar con respeto a todas las personas mayores, sean o no conocidos.2. Evitar poner malas caras o hacer gestos despectivos cuando los mayores les dicen algo. Les cuentan una historia, les dicen algún halago, o simplemente les hacen un gesto amable (aunque a ellos no se lo parezca).3. Debe reprenderles cuando hagan críticas despectivas a la espalda (viejo, chocho, tocado, pesado, etc.). Estas palabras pueden herir a la persona mayor que las escucha.4. Recuerde que den siempre las gracias, por una propina que les han dado, por una golosina o juguete que les han comprado … y por cualquier otra cosa. A la hora de pedir, recuérdeles también que utilicen siempre «por favor».5. Comprensión. Hay que enseñarles a que admitan de buen grado las pequeñas manías, cabezonerías, etc. que puedan tener sus abuelos u otras personas mayores.6. Hay que aprender a escuchar a los mayores. Da lo mismo que la historia o «batallita» la haya contado anteriormente; la felicidad que para ellos supone, en la mayor parte de los casos, tener un público entregado merece la pena. Se puede, con cierta prudencia, recordarle al narrador que esa historia ya la saben, que les cuente otra.7. Saludar. Hay que saludar cuando nos visitan o visitamos a otras personas. No se puede pasar sin hacer un saludo como si no existieran. Lo mismo a la hora de despedirse.8. Ayuda. En algunos casos puede que necesiten ayuda para sentarse o levantarse, llegar hasta el coche, leer una letra demasiado pequeña para ellos, tomar algo que se ha caído al suelo, etc. Hay que estar siempre dispuestos y atentos.9. Ignorar. Ni cuándo van de visita ni cuando vienen los abuelos u otras personas se puede consentir que los peques de la casa estén con la televisión o radio encendida, jugando a la consola o simplemente «desapareciendo» en cuanto hay la más mínima oportunidad. Es de mala educación «ignorar» a los invitados o «huir» de ellos. Si quiere que se vayan los pequeños debe decírselo de forma expresa: salir a jugar al jardín, iros a vuestra habitación, etc.


Sigue leyendo

Comunidad

La compra de Rockefeller de la minera Anaconda Copper Company: ¿el mejor negocio en la historia de Wall Street?

Publicado

on

No era que no tuvieran el dinero: Henry Rogers y William Rockefeller eran ricos industriales que habían hecho fortuna con el refinamiento del petróleo.

Tampoco se trataba de uno de esos casos en los que las compañías se compran por nada o casi nada pues han perdido su valor: la Anaconda Copper Company era una próspera empresa minera estadounidense.

Sin embargo, Rogers y Rockefeller la adquirieron en 1899 sin poner un solo centavo de sus bolsillos, en lo que para algunos fue la mejor ejecución de compra de una empresa en la historia de Wall Street.

Anaconda Copper Company había sido fundada por un inmigrante irlandés, Marcus Daly, en 1880 con la ayuda de otros inversionistas, entre ellos George Hearst, padre del futuro magnate de la prensa William Randolph Hearst.

La compañía explotaba una rica vena de cobre en Montana y Daly construyó la primera fundición de cobre de Anaconda para procesar el mineral.

Por su parte, William Rockefeller cofundó junto a su hermano John la petrolera Standard Oil, que dirigía Henry Rogers. Ambos tenían también intereses en la industria del cobre y los ferrocarriles.

Los dos se juntaron para adquirir la compañía que había fundado Daly, sin gastar un solo dólar.

¿Cómo lo hicieron? Muy sencillo: dejando que el mercado de valores hiciera el trabajo sucio.

Situémonos en el Estados Unidos de la segunda mitad del siglo XIX.

Estamos en la época de los grandes barones: hombres como Jay Gould, Cornelius Vanderbilt, Andrew Carnegie o John Rockefeller (hermano de William) que se habían convertido en grandes magnates gracias a sus monopolios en el petróleo, la minería y el ferrocarril.

Bueno, no solo gracias a eso, sino también a su habilidad para controlar -y manipular- los mercados financieros.

Cuando alguno de estos hombres de negocios anunciaba una nueva inversión, el público respondía con entusiasmo comprando acciones en la bolsa de valores…

Y el mejor ejemplo de ello es precisamente la compra de Anaconda Copper Company por parte de Rogers y Rockefeller.

Robert L. Heilbroner, autor del libro de 1953 The Worldly Philosophers, lo describió en 5 sencillos pasos:

  1. Rogers y Rockefeller entregaron un cheque por valor de US$39 millones a Marcus Daly por las propiedades de Anaconda, con la condición de que lo depositara en el National City Bank y no lo tocara por un período determinado.
  2. Luego, crearon la sociedad gestora Amalgamated Copper Company, con sus propios empleados como directores ficticios, e hicieron que Amalgamated comprara Anaconda, no por dinero en efectivo, sino por US$75 millones en acciones de Amalgamated que se imprimieron convenientemente para ese fin.
  3. Paso seguido, Rogers y Rockefeller le pidieron prestado al National City Bank US$39 millones para cubrir el cheque que le habían dado a Marcus Daly, y como garantía de este préstamo, utilizaron los US$75 millones en acciones de Amalgamated.
  4. Finalmente vendieron las acciones de Amalgamated en el mercado (tras haberlas promocionado a través de sus corredores de bolsa) por US$75 millones.
  5. Con las ganancias, retiraron el préstamo de US$39 millones del National City Bank y se embolsaron los otros US$36 millones como beneficio en el trato.

¿Picardía? Para Heilbroner, esta operación involucró una «falta de honradez asombrosa».

«Los negocios, en esta era de baronía, eran negocios brutales y la moralidad podía ser vencida», escribe.

Estos barones de la riqueza no solo pisoteaban al público, sino que se hacían lo mismo entre ellos, señala Heilbroner, «y su comportamiento audaz y sin principios era menos una mezquindad calculada o una burla consciente de los ideales cristianos, que una energía desenfrenada que no conocía barreras de conciencia y amabilidad».

La mina chilena

A principios del siglo XX, Anaconda empezó a comprar mineras extranjeras y en los años 20 adquirió la Chuquicamata, la mina más productiva del mundo situada en el norte de Chile.

Décadas más tarde, en 1971, el recién elegido presidente de Chile, Salvador Allende, expropió las minas de cobre de Anaconda en el país, debilitando financieramente a la compañía, que acabó siendo adquirida a finales de esa década por la petrolera Atlantic Richfield Company.

La adquisición de Anaconda Company, no obstante, siguió siendo una jugada maestra ejemplar de Wall Street.

Sigue leyendo

Comunidad

8 alternativas low cost al vestido amarillo (agotado) más deseado de Paula Echevarría

Publicado

on

Si creíamos que no había forma de superar el vestido lencero ultrasexy de Sara Carbonero, llega Paula Echevarría y arrasa en Instagram con un vestido rústico de Mango en color amarillo, el tono de la temporada primavera/verano 2019 por antonomasia. La mala noticia es que no está disponible en la página web de la marca, así que, como buenas entendendoras de lo que le pasa a nuestro cerebro cuando una prenda que deseamos con todas nuestras fuerzas está agotada, hemos recopilado 10 alternativas low cost al vestido amarillo de Paula Echevarría en tiendas como ZaraH&MPull&Bear o Bershka. Y sí, ¡están disponibles en todas las tallas!

Paula Echevarría lo ha vuelto a hacer: enloquecer a todas sus seguidoras (y a nosotras) en Instagram con un vestido rústico de Mango con botones, mangas de volantes y el tono de la temporada: el amarillo, que sienta de maravilla en su piel ligeramente bronceada. Y es que a juzgar por los comentarios de la imagen, no hemos sido las únicas en lanzarnos sobre la web para dar con él sin ningún éxito, está agotadísimao en la tienda online. La actriz lo ha combinado con unas sandalias planas con conchas, un bolso de rafia negro y unos pendientes en forma de limón que nos dan una pista de lo próximo que va a triunfar en la moda: las prendas con estampados de frutas. Ficha los vestidos más parecidos del low cost y hazte con este lookazo de Paula Echevarría para arrasar este verano.

Las tonalidades del amarillo son infinitas y eso es justo con lo que debes jugar si no te atreves con el más vivo de toda la gama. Esta opción de Bershka en tono mostaza queda súper elegante y hace tipazo gracias al nudo que se ciñe en la cintura.

Volvemos a escapar del tono vibrante del vestido de Paula Echevarría con un amarillo pastel muy soft para las más tímidas que sienta de maravilla a las pieles bronceadas. Es de punto y se adapta a cualquier curva.

¿Y si cambiamos el corte midi por el mini? El low cost tiene prendas tan cool como este vestido amarillo de H&M con escote a pico y lazada en las mangas.

El vestido midi cruzado de tirantes no falla: hace tipazo y es lo más fresquito que puedes tener en tu armario este verano. Encuéntralo en H&M.


Mango también tiene otras alternativas al vestido amarillo de Paula Echevarría de la misma firma, y esta versión fluida y mini de mangas con volantes nos ha consquistado tanto para ir a la playa como para ir al trabajo. 

Dos tendencias de la temporada juntas en un vestido solo puede significar una cosa: robará todo el protagonismo al resto de prendas de tu armario y no te lo querrás quitar hasta el final del verano. De Mango. 

¿Estampado floral y color amarillo? Tendencia pura y dura para este verano. Fluido, cuello halter y comocidad absoluta para el día a día. Disponible en Pull&Bear en todas las tallas. 

Este modelo de Pull&Bear es sin duda el más similar al vestido amarillo de Paula Echevarría por el corte, los botones y las mangas. Y sí, está disponible en todas las tallas. 

Sigue leyendo

Tendencias