Connect with us

Salud

Un nuevo tratamiento para los niños con tumores cerebrales

Publicado

on

Un equipo de investigadores dirigido por la doctora Marta Alonso Roldán en el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra ha utilizado virus anticancerígenos para atacar a los tumores cerebrales infantiles. Sus resultados no solo muestran que este método es seguro, sino también que aumenta significativamente los índices de supervivencia.

Estos virus se modifican genéticamente para que sean seguros para el paciente pero ataquen al tumor. Y lo que tal vez resulte más interesante es que también pueden provocar una respuesta autoinmune que incita al organismo a atacar específicamente al tumor. Esto puede ser una poderosa técnica para acabar con el cáncer y que los tumores no se reproduzcan.

Antes de probar cualquier nuevo tratamiento para el cáncer en seres humanos, se debe realizar una exhaustiva investigación para demostrar de antemano que el método es seguro. Alonso y su grupo han probado en ratones un virus recién modificado para atacar específicamente a los cánceres infantiles en el cerebro. Sin embargo, la demostración de la seguridad de estas técnicas puede ser lenta. La doctora explica: “Nuestro trabajo empezó hace siete años, pero se necesita tiempo para desarrollar las herramientas”. 

En la nueva investigación de su grupo, publicada en Nature el 28 de mayo, este virus ha cumplido todos los criterios de seguridad para poder pasar a la siguiente fase de prueba, los ensayos en seres humanos. “Nuestro objetivo es demostrar que es seguro”, afirma. Actualmente, se están realizando ensayos clínicos con una pequeña muestra de 12 niños afectados por cánceres cerebrales para demostrar la seguridad y la eficacia de este tratamiento. Un ensayo clínico no garantiza que este tratamiento sea igual de eficaz en seres humanos, pero “es otra puerta que estamos abriendo”, señala Alonso.

La idea de atacar a tumores con virus no es nueva. Desde la década de 1950, los médicos han experimentado con la destrucción de tumores con virus, como la rabia, pero eso también infectaría al paciente con la enfermedad. Sin embargo, recientemente se han realizado muchos avances en este campo. Ramón Alemany, del Instituto Catalán de Oncología (ICO), es un destacado experto mundial en estos tipos de virus y explica: “Lo que es nuevo ahora es que sabemos mucho más de la biología de la célula y del virus, y tenemos herramientas para modificar fácilmente los virus genéticos, por lo que actualmente existe una nueva oleada de terapias víricas”. Estas modificaciones pueden hacer que el virus sea seguro para el paciente, y también aumenta su eficacia en la eliminación de las células cancerígenas y ayuda al organismo a reconocer las células cancerígenas como una amenaza para provocar su propia respuesta.

Tres de estos virus modificados ya se han autorizado para tratamientos contra determinados cánceres adultos, y se están probando otros 40 aproximadamente, pero esta nueva investigación ha creado el primer virus autorizado para ensayos clínicos para su uso en niños. Hasta hace poco, los cánceres infantiles se habían tratado de la misma manera que los tumores en adultos, pero ahora se consideran distintos. Según Alonso, estos cánceres tienen “distintas mutaciones y requieren tratamientos diferentes”.

La investigación llevada a cabo por Alonso y sus compañeros es fundamental para que las nuevas terapias contra el cáncer salgan al mercado. Alemany tiene la esperanza de que “con el tiempo, si seguimos avanzando, se autorizarán cada vez más virus como tratamiento”.

Salud

Johnson & Johnson probará una vacuna experimental contra el VIH en EE UU y Europa

Publicado

on

Tras casi cuatro décadas de investigación y de reveses, el conglomerado de salud Johnson & Johnson ultima la que podría llegar a ser la primera vacuna contra el virus del sida. El plan es empezar con las pruebas a final de año en Estados Unidos y Europa, con 3.800 hombres. Sus científicos buscan, en todo caso, dar con una vacuna que funcione en todas las poblaciones alrededor del mundo, especialmente África.

El VIH es un virus que muta con gran rapidez y que ataca al sistema inmunitario humano. El paso que va a dar su filial Jansenn para desarrollar la vacuna lo adelantó Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en una entrevista con la agencia Bloomberg, aunque J&J ya anunció hace un año que iba a hacer pruebas a gran escala. En esta iniciativa participa también la HIV Vaccine Trials Networks para hacer las pruebas.

Se estima que un millón de personas en EE UU viven actualmente con el virus y cerca de dos millones en Europa. Si el VIH no se trata convenientemente en una fase temprana, provoca el Sida. La enfermedad es mortal. La vacuna experimental de J&J se basaría en un mosaico de tratamientos de inmunización preventivos que atacan varias cepas del virus.

Como explican los científicos, el virus es muy diverso y por eso insisten en que es importante dar con una vacuna que sea efectiva en múltiples partes del mundo. Los resultados de las pruebas no se esperan, en todo caso, hasta 2023. El presidente Donald Trump se comprometió a movilizar las inversiones necesarias para erradicar el VIH para el año 2030. La Organización Mundial de la Salud, por su parte, espera que las muertes se reduzcan a menos de medio millón en 2020.

La vacuna, por tanto, es un elemento crítico para lograrlo. Los científicos llevan 15 años trabajando en este cóctel para atacar el VIH. El principal componente, explica Bloomberg, es un virus alterado de la gripe que produce la proteína que eleva la inmunización. Los participantes en el estudio, añaden, recibirán seis dosis en cuatro sesiones. Dar, sin embargo, con una vacuna universal es un reto.

El estudio también debe responder a la durabilidad de la protección. Los detalles de esta nueva estrategia de combate se presentarán en una reunión de la International AIDS Society a final de mes en Ciudad de México. J&J solicitó en paralelo en abril a la agencia del medicamento en EE UU permiso para comercializar junto a ViiV Healthcare –controlada por GlaxoSmithKline- un tratamiento que reduce los niveles de contagio. Es la táctica que siguen Gilead Sciences y Pfizer.

Sigue leyendo

Salud

Estos cinco proyectos pueden cambiar nuestro futuro

Publicado

on

ay nombres que son desconocidos para el gran público, que no acaparan titulares ni reciben millones de seguidores en las redes sociales, pero cuyo impacto en nuestras vidas es mucho mayor de lo que podríamos imaginar. Esos nombres corresponden a científicos, emprendedores y trabajadores que buscan un bien común sin la necesidad de recibir la atención masiva del público. Ahora podemos conocer a cinco de estas personas, cuyos proyectos han sido seleccionados en los Premios Rolex a la Iniciativa 2019, unos galardones instaurados en 1976 que buscan fomentar aquellas ideas e impulsos que potencian nuestro conocimiento y protegen nuestro patrimonio cultural y medioambiental.

El jurado de los Premios Rolex a la Iniciativa, formado por un grupo de expertos independientes, seleccionó primero a 10 finalistas el pasado febrero entre los 957 candidatos procedentes de 111 países. Ahora se han desvelado los nombres de los cinco laureados que, a partir de ahora, recibirán financiación y apoyo para que sus innovadores proyectos puedan llevarse a cabo de la mejor manera posible, haciendo posible que nuestra sociedad y nuestro planeta se beneficien de su dedicación.

João Campos-Silva, ecologista brasileño que ha desarrollado un plan para salvar a una especie en peligro de extinción del Amazonas. (© Rolex  Marc Latzel).

Entre los seleccionados encontramos varios proyectos que ponen el foco sobre nuestro entorno, en especial en zonas que sufren de manera más acentuada la acción de la especie humana sobre el medio ambiente. Es el caso de João Campos-Silva, ecologista brasileño experto en pesca que ha desarrollado un plan para salvar el arapaima, el pez escamoso de agua dulce más grande del planeta, que está en peligro de extinción en su hábitat natural del Amazonas. O el de Miranda Wang, empresaria canadiense que lidera un innovador proyecto para convertir los desechos plásticos no reciclables, tales como bolsas de plástico o envoltorios, en químicos con una gran utilidad en procesos industriales.

En otros casos, las ideas seleccionadas responden a la mejora de nuestras condiciones de vida, o al desarrollo de la atención sanitaria en las zonas que disponen de menos recursos. El científico francés Grégoire Courtine ha desarrollado un método para ayudar a personas con parálisis a caminar de nuevo, basándose en restablecer la comunicación entre el cerebro y la médula espinal mediante un dispositivo electrónico que puede mejorar la regeneración de los nervios de sus pacientes.

Grégoire Courtine ha desarrollado un método para ayudar a personas con parálisis a caminar de nuevo (© Rolex  Sébastien Agnetti).rn rn

Por su parte, el ugandés Brian Gitta basa su trabajo en un dispositivo portátil de bajo coste, el Matiscope, que permite realizar en cuestión de minutos pruebas de malaria, acelerando el diagnóstico en zonas rurales de África y, por lo tanto, adelantando su posible tratamiento. Reducir los problemas entre animales salvajes y humanos en las zonas cercanas a los parques nacionales de la India es, por último, el objetivo de la científica Krithi Karanth. Ella ha desarrollado un programa de conocimiento en conservación en las comunidades y escuelas de la zona.

Krithi Karanth ha desarrollado un programa de conocimiento en conservación en las comunidades rurales de la India (© Rolex  Marc Shoul).

Por primera vez en los 43 años de existencia de los Premios, el público pudo votar por sus proyectos favoritos a través de las redes sociales. Las elecciones de los votantes fueron tomadas en cuenta en la decisión final del jurado para escoger estos cinco proyectos llamados a cambiar la vida de miles de personas y a preservar nuestra riqueza natural. “Ahora más que nunca, necesitamos a personas que nos muestren cómo afrontar los problemas a los que se enfrenta la humanidad con iniciativa y determinación”, declaró Arnaud Boetsch, director de Comunicación e Imagen de Rolex.

Sigue leyendo

Salud

Seis medidas que sí funcionan para reducir el consumo de bebidas azucaradas (y no solo refrescos)

Publicado

on

A estas alturas, uno no puede decir que no conoce los riesgos para la salud de las bebidas azucaradas, un producto al que la investigación científica atribuye un aumento de las probabilidades de desarrollar obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y caries. Y no se trata solo de los refrescos no hipocalóricos; el té helado, las bebidas isotónicas y energéticas, los refrescos de frutas, las aguas azucaradas (sí, existen), el té y el café con azúcar forman parte del grupo de productos que es necesario limitar. Pero el omnipresente mensaje de que hace falta reducir el consumo de estas bebidas, cuando han colonizado cada rincón de los ambientes por los que solemos movernos, suele obtener la misma respuesta, que es otra pregunta: ¿y cómo lo conseguimos?

Un equipo de científicos se ha tomado esta réplica en serio y ha revisado los estudios disponibles en la literatura científica para determinar, de todas las medidas estudiadas, cuáles son las que funcionan. Los investigadores se han centrado en las iniciativas que modifican los ambientes donde se toman estas bebidas azucaradas para que las personas opten por las mejores opciones. Han analizado la bibliografía disponible hasta enero de 2018 y han puntuado la certeza de que las conclusiones se cumplan. Es decir, qué soluciones es más probable que funcionen. Las notas que les han puesto pueden ser: muy baja, baja, moderada y alta.

La revisión, que figura desde el mes pasado en la Base de Datos de Revisiones Sistemáticas Cochrane, un importante repositorio de revisiones de la calidad de la evidencia científica en temas de salud, ha detectado 58 trabajos que se llevaron a cabo en colegios, comercios y restaurantes, y que, en total, sumaron 1.180.000 participantes -niños, adolescentes y adultos-. La mayoría de las intervenciones que analizaron duraron alrededor de un año, y entre ellas destacan seis que mostraron tener algún efecto en la disminución del consumo de bebidas azucaradas. «En función de los resultados, se sugiere que la implementación de dichas medidas sea más amplia», subraya el tecto del nuevo trabajo.

estudios que asocian la presencia de bebidas bajas en calorías en el hogar a una disminución en el peso de adolescentes con sobrepreso u obesidad, habituados a tomar bebidas azucaradas. Dicho de otra manera, es bastante probable que sustituir los refrescos de toda la vida por otros light te ayude a adelgazar si estás en esta franja de edad. Es un motivo de peso para cambiar de hábitos y decantarse por las opciones bajas en calorías, aunque hay que tener en cuenta que tampoco son la panacea; la revisión advierte de que cuando se han comparado los edulcorantes artificiales con el azúcar se ha visto que los primeros pueden ayudar a perder peso, pero que hay estudios que apuntan a que los edulcorados también podrían aumentar el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

El semáforo funciona

La idea de marcar los productos con etiquetas fáciles de entener, que resuman lo saludable que es una bebida azucarada puede ser bastante útil. Según dos estudios que se llevaron a cabo durante 12 meses en dos hospitales, la certeza del efecto de usar semáforos -como los de NutriScore- para disminuir las ventas de bebidas azucaradas es moderada. Un estudio que empleó emoticonos para marcar la calidad de los batidos de chocolate de dos cafeterías de colegio obtuvo una certeza baja, mientras que los efectos de incorporar estos sistemas a los menús de los establecimientos de hostelería fueron diversos.

La implicación necesaria de los colegios

El apartado en el que más estudios de calidad encontraron los investigadores de la iniciativa Cochrane, con 16, fue el relacionado con las normas de alimentación en organismos públicos. La revisión en este campo apunta a que reducir la disponibilidad de bebidas azucaradas en los colegios disminuye su consumo. Eso sí, la certeza de la evidencia es baja. Y cuando se midió el efecto de una mayor disponibilidad de agua y de consumo de frutas en los centros educativos, la certeza fue muy baja. Sin embargo, la calificación pasó a moderada en un estudio que evaluó el efecto de bajar el precio en productos más sanos en las cafeterías de los colegios. Se trata de una observación muy importante, ya que los buenos hábitos nutricionales se adquieren más fácilmente en la infancia y la juventud.

Si son más caras, beberás menos, y también si no te ayudan a compararlas

La principal medida para disminuir el consumo de bebidas azucaradas que involucra a los supermercados, la protagonista en siete de los 58 estudios analizados, es que aumentar sus precios conlleva un descenso en el consumo. Según el análisis de la iniciativa Cochrane, la evidencia del efecto de esta medida es moderada. La rebaja en el precio de las bebidas bajas en calorías para fomentar su consumo también parece tener cierto efecto, aunque la certeza de la evidencia, en este caso, es baja. Los autores han excluido del análisis el aumento del precio derivado de una subida de impuestos, ya que revisiones anteriores ya han abordado el asunto. La conclusión de la última es que gravar las bebidas azucaradas ayudaría a detener el aumento de obesidad en los países de ingresos medios, pero no a mantenerla a raya a largo plazo.

Por otra parte, los investigadores han concluido que restringir la compra de bebidas azucaradas a las personas que se benefician de programas gubernamentales de ayuda al consumo -por medio de cupones, por ejemplo- también ayuda a limitar su ingesta. En este caso, los investigadores han concluido que la certeza de la evidencia, tras revisar los ocho estudios que analizan esta medida, es moderada.

Sigue leyendo

Tendencias