Connect with us

Comunidad

La mejor alumna que vende tickets a turistas

Publicado

on

Júlia Ibáñez vende tickets de snorkel a turistas en un puesto de playa en L’Estartit (Baix Empordà), un pueblo que está frente a las islas Medes y es archiconocido entre los buceadores de todo el mundo. Pero solo lo hace en verano. Lo suyo no es la venta comercial. Ella apunta más a otro sector. La Ingeniería Biomédica, por ejemplo. La joven comenzará la carrera universitaria en septiembre después de rozar la perfección en la Selectividad. Se quedó a dos décimas del examen impecable y a una de ser la mejor nota en las pruebas de acceso a la universidad.

Aunque el foco mediático se lo llevó un chaval de Lleida que sacó un 9,9, Júlia es, de hecho, la alumna con la mejor nota. Ha empatado con otros tres chicos en el segundo puesto con un 9,8, pero es la única mujer en el podio. “Siempre he sacado buenas notas”, admite, pero también reconoce que no se esperaba tanto. “Contaba con sacar buena nota, un 9 o así, pero no esto”. Júlia asume que es competitiva, “pero en el buen sentido de la palabra”, afina. Es exigente consigo misma, sobre todo. “Me esfuerzo para hacer las cosas lo mejor que puedo y quiero que salgan bien”, apostilla con la actitud responsable que desprenden sus afirmaciones. Con todo, no considera haberse quedado a las puertas del éxito por ser la segunda mejor nota. “Yo con la segunda mejor nota ya estoy contenta, porque no me lo esperaba y tampoco iba con esa idea. Al final, más que la posición, lo importante es cómo tú te sientes después de haberlo hecho. Yo me he esforzado lo máximo y estoy orgullosa y contenta con lo que he hecho”.

La joven es una de las 40 personas que entrará en la carrera de Ingeniería Biomédica en la Universidad de Barcelona, un grado que exige un 12,2 de nota en la Selectividad. Júlia tiene un 9,8 en la parte general y la puntuación máxima en la parte específica. En total, un 13,8. Va sobrada.

Pero antes de hacer las maletas y abandonar su Girona natal para irse a Barcelona a estudiar, a Júlia le queda un verano de trabajo en L’Estartit. Es su primer empleo. “Pensé que estaría bien para desconectar de los estudios. Además, ganas tu dinero y eso también hace que te sientas orgullosa”, explica. Aunque nunca ha tenido problemas con los estudios, sí ha tenido que esforzarse. De hecho, incluso ha cambiado el baloncesto, que practicaba desde siempre, por el atletismo, que tiene unos entrenamientos más flexibles y más compatibles con las horas de estudio.Hasta el año pasado, Júlia no tenía ni idea de qué estudiar en la universidad. Lo suyo no es vocacional, pero ya apuntaba maneras. “Siempre he sido de ciencias”, admite. Su trabajo de investigación del bachillerato, de hecho, fue de microbiología, sobre la efectividad de unos antisépticos.

Pero la duda que le surgió de cara a los estudios superiores estaba entre abrazar la biología o las matemáticas. Así que, finalmente, optó por las dos. “La biología me gustaba. Primero pensaba en algo más enfocado al laboratorio y luego, algo más dirigido hacia el cálculo. Me planteé también Física. Al final me decidí por Ingeniería Biomédica, que combina biología y cálculo”, explica la joven. Su tía estudió Biología y su madre, Química, pero Júlia sostiene que, aunque puede haber influido en su tendencia, no ha marcado su decisión. “A mí ya me gustaba esto. No lo he elegido por mis padres o mi familia”, matiza.

En plena ofensiva para dar su lugar a las mujeres en el mundo de la ciencia —en un encuentro reciente de científicas los asistentes recordaron que en algunas carreras del ramo las chicas no llegan al 10% de los alumnos—, Júlia reivindica la necesidad de ampliar la presencia femenina en las carreras científicas. “Faltan mujeres. Cada vez hay más y, de hecho, en ingeniería biomédica suele haber más chicas que chicos, pero aún faltan. Hay que animar a las chicas a que pueden hacerlo porque, a veces, puedes pensar que no vas a llegar, no vas a ser capaz, pero sí que se puede”.

Júlia no se atreve a augurar dónde estará dentro de 10 años. “Depende de lo que te especialices en la carrera. Quizás en una empresa, en el sector médico”, apunta. Asume que el valioso big dataserá “una herramienta muy útil” y abrirá muchas puertas. Pero también le atrae la neurociencia como rama de investigación. Pero aún no se descanta por ninguna especialización.

Lo que sabe casi seguro es que, después de lo peleado para llegar adonde ha llegado, no engrosará las filas del 15% de estudiantes que dejan la carrera en el primer curso —por abandono o cambio de estudios—. Incluso, si la carrera no es lo que esperaba. “Yo me adapto bastante bien a todo y no creo que llegue a odiar la carrera. Nadie sabe qué le gustará más o menos, pero no me preocupa mucho esto. Me adaptaré bien”.

Comunidad

Doce piezas infalibles de Zara para adoptar el color del 2020, el Classic Blue en nuestros looks

Publicado

on

Con el anuncio de Pantone en el que establecía el color Classic Blue como el color del año que reinará las tendencias de diseño para el 2020, muchos de nosotros no dejamos pasar la oportunidad de incorporarlo a nuestros looks de invierno. Pero si no tienes idea (o no has tenido tiempo) de pensar en cómo lucir esta magnífica tonalidad, te presentamos una lista de doce piezas formidables de Zara con las que los últimos días de 2019 y todo el año entrante te garantizarán grandes estilismos.

Camisa de piqué

Por su detalle de cuello mao, se convierte en la pieza perfecta para llevar los viernes casuales a la oficina en los próximos días de primavera. Disponible por 19,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Chinos de corte fit

Con camisa de manga larga, una polo en contraste y tus sneakers favoritos, estos chinos de corte fit será la pieza clave de todos tus looks. Disponible por 29,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Sneakers bicolor

En distintas gamas de azul y con una suela en blanco para un aspecto deportivo, éstas zapatillas seguirán tus pasos de estilo. Disponibles por 39,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Polo con cuello de pico

Con un diseño rústico, esta polo en algodón es el complemento perfecto para un look acompañado de unos jeans rotos el próximo verano. Disponible (en oferta) por 12,99 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Sudadera con capucha

Los looks desenfadados también tienen lugar en el color del año, prueba de ello es esta sudadera de la colección SRPLS en un llamativo tono azul que no pasará desapercibido. Disponible por 49,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Chaqueta repelente al agua

Para el frío y contra la lluvia, ésta chaqueta acolchada es un básico para sobrevivir a las inclemencias del clima que se nos pongan enfrente. Disponible por 49,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Pantalón formal

Para dejar de lado la formalidad del color gris, nada como un detalle en azul para lucir en la oficina y que vaya a la perfección con la clásica camisa blanca. Disponible por 29,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Shopper azul

Para cargar con lo que necesitas en esa escapada no planeada, esta bolsa será tu compañera de viaje perfecta. Disponible por 29,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Abrigo en denim

Un giro inesperado para el clásico de temporada: el denim se apodera del abrigo en una versión perfecta para salir a conquistar las calles. Disponible por 59,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Gorro de punto

Para evitar el efecto crayola y no vestir de pies a cabeza un color para no parecer un fashion victim, un detalle como este gorro de punto es más que suficiente para lucir el azul con medida. Disponible por 9,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Camisa con estructura

Para la formalidad y elegancia que estas fechas requieren, esta camisa es la apuesta ideal para la oficina y la fiesta por igual. Disponible por 19,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Jersey de punto

Por último, un verdadero infalible de la temporada: un jersey ligero que nos saque del apuro y que vaya bien con todo gracias a este color excepcional. Disponible por 29,95 euros.

Doce Piezas Infalibles De Zara Para Adoptar El Color Del 2020 El Clasic Blue En Nuestros Looks

Ahora que tienes la lista de deseos completa, ¿qué piezas con el color del año vas a agregar a tu armaro?

Sigue leyendo

Comunidad

Aulas con mucha energía

Publicado

on

El onubense J.O.C., estudiante de 1º de Bachillerato de 16 años, cursó el Campus de la Energía de la Fundación Cepsa en el curso 2018-2019, cuando estaba en 4º de educación secundaria obligatoria (ESO), porque era un trabajo extra en clase, sin mayores expectativas. “Me encontré con un proyecto que no conocía sobre la energía y el medio ambiente”. Y se enganchó. Le gustó la posibilidad de conocer in situ cómo se transforma el petróleo en muchos otros productos en una refinería (la de La Rábida, que Cepsa tiene en Palos de la Frontera, Huelva). Le sorprendió realizar, como parte de este programa didáctico, un taller de interpretación ambiental en el espacio natural de la Laguna Primera de Palos, gestionado por Cepsa en colaboración con la Consejería de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía.

El ‘Campus de la Energía’ consta de cinco fases que abarcan todo un curso académico y se desarrollan a través de una plataforma digital, lo que potencia en las aulas las nuevas tecnologías.

“Cepsa era consciente de la necesidad de acercar el mundo de la energía y dar a conocer a la sociedad sus instalaciones, procesos y productos ya desde finales de los años sesenta”, recuerda Teresa Mañueco, directora de la Fundación Cepsa. “Pero a comienzos del siglo XXI, la compañía se dio cuenta de que tenía que reoganizar en profundidad la labor divulgativa sobre sus actividades”. Así, se decidió organizar un curso reglado formativo, en coordinación con el Centro de Profesores de la entonces delegación provincial de Educación en Huelva, de tres meses de duración, para acercarse a profesores de instituto (de Química, Física, Geografía, Historia, Biología) de aquellas zonas en las que estaba presente. De la producción a la distribución, del medio ambiente a la seguridad, de la calidad del producto a la responsabilidad social. Fue el germen del Campus de la Energía, que arrancó en 2005 en Palos de la Frontera.

Ampliación del proyecto

En 2014 se incorporó San Roque (Cádiz) y, en 2015, Santa Cruz de Tenerife, localidades ambas donde Cepsa tiene centros industriales. Participan alumnos de ciclos formativos, 2º ciclo de la ESO y 1º y 2º de Bachillerato, de centros de las provincias de Huelva, Cádiz y Tenerife. En total, unos 3.500 chicos y chicas, de media, cada año. “Pero el objetivo no es el número de centros, alumnos o proyectos presentados”, advierte Teresa Mañueco, sino que “conozcan la realidad del sector, la responsabilidad con el entorno en el que opera y, por supuesto, una mayor concienciación sobre la importancia de hacer un uso eficiente de la energía”. Uno de los profesores, Francisco Miguel Azohil Márquez, del Instituto Diego Macías de Calañas (Huelva), destaca en este sentido la importancia de que los alumnos conozcan los sistemas energéticos actuales y la utilidad del petróleo en nuestras vidas, los diferentes métodos de obtención de energía, los productos derivados que se generan a través de la destilación del petróleo. “Y que tengan conciencia con el reciclaje, la reutilización de los materiales y el impacto medioambiental”, concluye.

Aulas con mucha energía

El Campus de la Energía consta de cinco fases que abarcan todo un curso académico y se desarrollan a través de una plataforma digital, “con lo que se potencia el uso de nuevas tecnologías en las aulas”, destacan desde la compañía. La primera es de inscripción, en septiembre y octubre, con envío de bases o charlas presenciales para los profesores que aún no conocen el proyecto. Entre noviembre y enero, los docentes eligen una o varias unidades didácticas de entre las nueve que se ofrecen, las explican y evalúan a sus estudiantes. Entre enero y marzo tienen lugar las visitas y el refuerzo de las unidades tratadas en el aula. En marzo y abril se abre el plazo de recepción de trabajos para el concurso, al que se presentan proyectos voluntarios, individuales y colectivos (de cinco alumnos como máximo), en formato libre: power points, maquetas, circuitos, textos, vídeos, programas informáticos, webs, blogs…

Las nueve unidades didácticas van desgranando, con un lenguaje sencillo y comprensible, la evolución de la energía a lo largo de la historia de la humanidad: qué es, cómo se produce, sus fuentes (renovables y no renovables), los grandes inventos que giran en torno a ella, qué aplicaciones tiene en nuestro día a día… Hacen un recorrido por la historia del petróleo, sus orígenes, el tratamiento y la transformación del crudo, la producción de las plantas químicas. Y ofrecen la visión, el compromiso y la responsabilidad social con el entorno de Cepsa como compañía energética global: exploración y producción, refino, química, gas natural y electricidad, comercialización y distribución.

«Es una forma entretenida y distinta de aprender», dice un joven participante. Cada año, más de 3.000 alumnos y alumnas intervienen en una iniciativa que fomenta una implicación cercana. 

El docente Francisco Miguel Azohil Márquez destaca la oportunidad de visitar el centro industrial in situ y que los alumnos comprueben la realidad del trabajo diario que se realiza en Cepsa, su producción, los diferentes equipos de Protección Individual que usan los empleados. “Que los alumnos se vean por un día en el ámbito industrial de Huelva”. Una iniciativa que despierta la curiosidad de los jóvenes y les abre interrogantes. “Es una forma entretenida y diferente de aprender”, resume G. G. S., que vivió la experiencia el curso pasado.

Sigue leyendo

Comunidad

Vicky Martín Berrocal tiene el look de fiesta de Zara que necesitas esta Navidad

Publicado

on

Vicky Martín Berrocal lo ha vuelto a hacer: la diseñadora ensalzada a ‘influencer’ vuelve a dejarnos en Instagram un look de 10 con prendas ‘low cost’. Y nosotras, que estamos con la agenda repleta de citas de cara a la Navidad, no hemos podido ver en su nuevo estilismo la combinación perfecta para inspirar nuestro próximo look de fiesta.

Zara vuelve a ser el objetivo sartorial de Vicky Martín Berrocal, que tenemos que reconocer que es capaz de crear looks imponentes con piezas del gigante de Inditex que, a priori, no hubiéramos combinado en un mismo estilismo. En esta ocasión, la diseñadora elige una falda midi plisada con acabado glitter de la pasada colección de fiesta (costaba 39.95 euros) como protagonista de su outfit, sumándose así a la tendencia rojo-rosa que adelantó la marca gallega y ahora no dejamos de ver entre las influencers.

Eso sí, lo más sorprendente del look de Vicky Martín Berrocal es cómo combina su falda de fiesta de Zara con piezas básicas de fondo de armario: una blazer negra con botones dorados (de esas que te compras y te pones absolutamente para todo, desde ir a la oficina a una boda, como hizo la diseñadora hace solo unos días) y una camiseta de algodón blanca tan sencilla, que se cuentan a pares en nuestro cajón.

Sin duda, la propuesta de Vicky Martín Berrocal con este ‘total look’ de Zara nos parece ideal para llevar a nuestras cenas navideñas con amigos, pero también podemos reciclarla para un sinfín de estilismos más: la falda podemos combinarla con un top lencero para la fiesta de Nochevieja; la blazer se convertirá en tu básico ‘working girl’ y la camiseta… será la mejor compañera de tus vaqueros hasta en verano.


Sigue leyendo

Tendencias