Connect with us

Entretenimiento

«Luis Alberto Posada y sus amigos», la poderosa unión de un género musical

Avatar

Publicado

on

Dicen que las oportunidades están dadas para aquellas personas que luchan de manera constante por lograr sus objetivos, que no hay impedimento grande si se asume con determinación el hecho de llegar hasta dónde se quiere llegar. Además, que la palabra imposible nunca puede ser más fuerte que el impulso de querer surgir y mostrar las capacidades ocultas detrás del anonimato. Con esos pensamiento empezaba el día y un centenar de preguntas recorrían mi mente mientras recorría Bogotá para llegar hasta lugar de los sueños.

Trompetas, acordeones, guitarras y luces, hacían parte de este lugar que se preparaba para rendir tributo a uno de los exponentes del género popular. Me sentía como un niño en un parque de diversiones, como el hombre que escucha por vez primera la palabra papá y como el joven bachiller que obtiene, por fin, su título. Así continuaba mi reconocimiento por ese espacio que en pocos minutos sería el eje de un encuentro musical.

Cámara y grabadora, mis armas para llegar a los exponentes del género popular, que aunque para muchos sea la excusa que induce al alcohol, para mí era la certeza de mi identidad, de mis tradiciones. Quería llegar hasta ellos porque cuando yo, muy niño, me disfrazaba de Disc jockey para escuchar el canto alegre de mis abuelos y padres con Darío Gómez, Luis Alberto Posada y Charrito Negro, artistas que empezaron a formar parte de mi vida desde entonces.

Se aproximaba la hora del concierto, Francy se preparaba en camerino mientras yo pensaba la manera de llegar hasta ella y tener algunas declaraciones con mi pequeña grabadora. Tuve de frente a la artista y ella, de manera muy gentil, compartió conmigo lo mejor de su trayectoria.

Más adelante, Alzate hacía su preparación para ingresar a tarima, los medios de comunicación hacían presencia y de igual forma sus preguntas. Corrió al escenario y yo no alcancé a conversar con él. Volví a la tarima, cámara firme y ajustada para registrar aquel momento significativo. Como un once titular de dos equipos de futbol en la final de un mundial, así se subieron al escenario estos dos artistas junto a sus agrupaciones para darle paso a sus canciones.

Las trompetas, acompañadas de los gritos de los asistentes, fueron las primeras pulsaciones cardiacas que me impactaron en aquel momento, entre gritos y el sonido de las copas de las bebidas, continué mi trabajo, que más que eso, fue la oportunidad de aprender, conocer y dar por logrado, el objetivo de escuchar en vivo a aquellos exponentes con los que crecí y que llegaron a aportar a este género musical.

Entre carrera y carrera continuaba mi noche, de un lugar a otro, era la oportunidad indicada para demostrar las capacidades y la actitud que mis padres me habían enseñado desde niño. Los artistas seguían llegando, el turno esta vez era para Dareska, la nueva voz femenina de la música popular; y de Jhon Alex Castaño, el artista de las Dos razones, el de los Amigos con derechos.

Se escuchaban fuertemente sus canciones, corrí hasta la salida del escenario para poder hablar con Alzate. No quería desistir, artistas, fans y colegas saludaban al cantante nacido en Medellín, mientras yo trataba de llegar a él, así sucedió, hizo un alto en el camino antes de su partida para tomarse el tiempo y responder mis inquietudes.

La carrera continuaba, no solo en el escenario, también en todos los que buscábamos hacer alguna foto o reportaje. El turno le correspondió a El rey del despecho, Darío Gómez, quien compartió tarima con Yeison Jiménez.

Con el fondo musical de Sobreviviré, canción que hace una reflexión de poder superar muchas pruebas amorosas, salí en busca del maestro de la noche, Luis Alberto Posada.

Fue increíble ver cómo la gente respondía ante el llamado a la celebración de su carrera artística, sus músicos, ponían en ambiente el lugar haciendo un mosaico de sus canciones más recordadas, mientras que Posada se preparaba para salir. No sabía qué hacer, me sentía en una maratón de un lugar a otro buscando el lugar más indicado para llevar en mi cámara, el mejor recuerdo de ese momento.

Humildad, agradecimiento, trabajo, talento y experiencia, eso representó para mí Luis Alberto Posada en el momento que lo vi pisar el escenario, con una sonrisa permanente. Canto sus temas acompañado de un buen aguardiente, acto aplaudido por el público. Sentí mucha admiración cuando el artista bajó del escenario para saludar y cantarle al oído a una fan en condición de discapacidad.

Los actos más pequeños son los que hacen mas grandes a las personas y Posada, no fue la excepción. Él me demostró que por más reconocimiento que exista, es su público el que lo quiere y lo lleva al lugar importante.

Su acto terminaba, la gente lo aclamaba, yo corría nuevamente en busca de alguna entrevista con Jessi Uribe y Paola Jara, acción que logre solo con el intérprete del Dulce pecado, quien tuvo palabras de agradecimiento a toda la organización y a las personas que siempre confiaron en él.

Comenzó la presentación de los dos artistas, Paola Jara con su belleza y talento hizo gritar no solo a mujeres, sino también a hombres sus canciones, en cambio, Jessi Uribe puso a brindar a más de uno, porque más adelante hizo un revolcón emocional cantando junto a su colega el tema Como si nada.

El tiempo se acababa, el reloj marcaba más de las dos de la mañana, se cercaba uno de los artistas, además de Posada y Gómez, más representativos del género popular. Hablo, por supuesto, de El Charrito negro, aquel de la Cuestión olvidadaEnfermo de amor, el que cree que no hay mal que dure cien años y muchos otros éxitos de la cantina.

Un cierre cargado de muchos aplausos y sobre todo, de valor y reconocimiento a la carrera artística de Luis Alberto Posada en sus cuarenta años. Así culmino esta noche, en la que no solo tuve la oportunidad de volver a recrear lo que en mi niñez hice, de recordar los momentos en familia, sino en la que también tuve el privilegio de cumplir unos de los sueños que tenía desde que supe de este espectáculo: ser partícipe de este hecho y cumplir mi sueño de cantar a todo pulmón las canciones de los más grandes del género popular.

Entretenimiento

Said P, reguetón con picante mexicano

Avatar

Publicado

on

Por

Said P camina por las calles del centro histórico de Ciudad de México, orgulloso sobre la multitud usando ropa típica del género urbano: sudadera estampada, tenis anchos, gafas oscuras y joyas de bling bling clásicas de la cultura hip hop. Él escogió ser diferente y salirse del molde tradicional de la música mexicana, pues ha labrado su carrera artística sin que salgan de su boca notas de rancheras, corridos o baladas. Y aunque para muchos parezca extraño, el joven de 27 años decidió ser pionero en su país y declararse embajador a nivel mundial de lo que muchos ya llaman “el reguetón mexicano”.

A los 15 años salió de México y se fue a vivir a Chicago. Se alejó de su casa, dejó a su mamá y olvidó la comodidad de la que ya estaba acostumbrado para poder perseguir sus sueños y alcanzar lo que para muchos era inimaginable: llegar a ser cantante. En Estados Unidos estudió música y cuenta que pagó su carrera a punta de trabajos informales en restaurantes. Allí, en medio de una gran ciudad, un país desconocido y una cultura muy diferente a la suya, Said confiesa, con algo de orgullo, que conoció la calle, las pandillas y los movimientos urbanos que lo llevaron a amar el hip hop y luego el reguetón.

Sin embargo, el viaje no terminó allí. Además de las pandillas, los amigos y las experiencias de otras realidades, en Chicago encontró la fuerza para seguir con algo que realmente le apasionaba: la música. Fue así como la vida lo llevó hasta Puerto Rico, justo a la cuna del reguetón, lugar en donde aprendió más del género y se dio cuenta de que él no era como los demás, que, aunque era mexicano y en su país no era común cantar este tipo de música, él una vez más rompía las reglas. “Hubo un punto en el que pensé que realmente lo hacía bien y aunque era mexicano sabía que tenía el flow y sentía empatía con el género. Lo empecé a cantar porque creo que el reguetón es el hip hop latino”, contó a este diario.

“En Colombia encontré mi estilo”

“Ese país es como mi amuleto. Realmente quiero mucho a Colombia y los admiro también por la forma en que hacen su música”, cuenta Said P. Luego de haber grabado en Miami y Puerto Rico, asegura que su esencia cambió cuando pisó este territorio: “Para mí hay un antes y un después de Colombia. El resultado de su nuevo ritmo llega después de trabajar con artistas como los Trapical Minds, Nicolás Mayorga y Resultados de búsqueda The Rudeboyz, un sello productor colombiano.

Said P advierte que, aunque su música ha tenido influencia de otros lugares, el sello mexicano es lo que lo diferencia. “Mi estilo claramente tiene que ver con mi cultura. Por ejemplo, en las letras utilizo palabras muy de aquí como “neta”. También el fraseo y la forma de pronunciar las palabras son muy mexicanos”.

El hombre no coquetea, la mujer es la que escoge

Con esta idea Said P habla de su nuevo sencillo Coqueta, que con un mes de haberse estrenado ya tiene más de 10 mil reproducciones en Youtube. “A mí no me gusta la palabra ‘coquetear’, porque creo que se remonta a la época de la Conquista, en la que los españoles obligaron a los indígenas a someterse.

Coqueta es una oda a la sensualidad, al poder de la mujer de seducir a quien quiera y es una invitación a dejar los prejuicios y los paradigmas de una sociedad patriarcal. “La intención de mis letras es que las mujeres se liberen y sean realmente lo que quieren ser. Libres de ser juzgadas”.

“Creo en la ley de la atracción y estoy seguro de que todo tiene que ver con quién eres. En realidad, tú no escoges hacer reguetón, sino el reguetón te escoge a ti”. Said P termina la entrevista convencido de que el género lo eligió, pero con la certeza de poder decir con orgullo que ya es el primer reguetonero mexicano.

Sigue leyendo

Cine

Entre navajas y secretos

Avatar

Publicado

on

Por

El reconocido novelista Harlan Thrombey es encontrado muerto después de la celebración de su cumpleaños. El inquisitivo y encantador Detectivo Benoit Blanc ha sido contratado para hacer la investigación del caso. ¿Quién lo ha matado? Desde la familia disfuncional de Harlan hasta sus más devotos empleados son todos sospechosos. El Detectivo Blanc sortea entre un mundo de pistas, verdades y mentiras para descubrir la verdad detrás de la inoportuna muerte de Harlan.


Sigue leyendo

Entretenimiento

Juan Luis Guerra fue sometido a una operación cardiovascular

Avatar

Publicado

on

Por

El cantante Juan Luis Guerra fue sometido a una cirugía cardiovascular el pasado miércoles, y así lo informó su portavoz, Severo Rivera esta semana.

La operación del intérprete de bachata fue “breve y exitosa”, según información que dieron los médicos que lo atienden, pero no ofrecieron más detalles de dicha intervención.

Hasta los momentos se desconoce en qué hospital fue internado, pero se tiene previsto que Guerra haga una pausa en su apretada agenda para recuperarse y disfrutar de esta época decembrina junto a su familia, para poder acudir en enero a los premios Grammy, pues está nominado.

El reconocido cantante cuenta con una nominación a los Grammy como “mejor disco tropical latino” por su álbum Literal, el cual fue galardonado en la reciente edición de los Latin Grammy en noviembre.

Además también espera mejorarse rápido de salud, para continuar con su gira por Latinoamérica y volver a los escenarios a interpretar todos sus éxitos para su gran fanaticada.

Sigue leyendo

Tendencias