Connect with us

Comunidad

Vuelta al cole: cómo empezar bien el nuevo curso y no morir en el intento

Avatar

Publicado

on

Las vacaciones de verano ya han terminado e irremediablemente comienza un nuevo curso escolar para los más pequeños y los no tan pequeños. En este artículo me voy a centrar en los niños de la etapa de Educación Infantil, pues son los que más suelen sufrir al incorporarse a las clases una vez concluido la etapa de piscinas, playas, juegos y casi ausencia de horarios. La gran mayoría de niños se suelen adaptar bien a la nueva etapa, pero no siempre es así.

No hay más que ir a las nueve de la mañana a la puerta de un colegio, una escuela infantil o guardería para ver lo mal que lo pasan algunos niños en estos primeros días de clase. Llantos, gritos, mocos y súplicas. Algunos niños van relativamente tranquilos el primer día de clase hasta que se encuentran con otros compañeros que están llorando desconsoladamente. El efecto contagio no suele ayudar. Debemos entender que esta etapa supone una nueva adaptación que requiere tiempo, cariño y paciencia. Es un duelo en el que tenemos que acompañar a nuestros hijos para favorecer una adaptación lo menos difícil o traumática posible. Además, cada niño es un mundo, debiendo amoldarnos a sus ritmos, características y momento evolutivo. Por si todo esto no fuera poco, son muchos los niños que cambian de colegio, de etapa educativa y de profesor. Algunos pasan al colegio de mayores. El aula es nueva y seguramente haya compañeros nuevos. Todo esto, metido en un mismo recipiente y agitado, tiene distintos resultados. Algunos de nuestros hijos y alumnos no digieren bien esta mezcla de tantos ingredientes y la consecuencia son algunos días algo agitados y convulsos. Ya sé que muchos padres se plantearían como objetivo de estos primeros días que sus hijos no sufran, pero debemos ir más allá. Mirar más a largo plazo. El objetivo debería ser hacer de la experiencia un aprendizaje. Seamos conscientes de que este será uno de los primeros cambios significativos de los muchos que tendrán en su vida. Aprovechemos la oportunidad de construir aprendizaje y resiliencia.

Son muchas las emociones que nos asaltan a padres e hijos en estos primeros días de colegio: nervios por el comienzo de la nueva etapa, tristeza por dejar atrás el verano, alegría por volver a ver a los compañeros de clase, curiosidad por cómo será el nuevo profesor, miedo a no encontrarme cómodo en clase y a la separación, etc. Todas estas emociones son normales y deben ser reconocidas, permitidas y legitimadas. No podemos hacer nada para que estas emociones tan variopintas surjan. Los niños más pequeños tienen miedo a la separación de sus padres. No pasa nada, es normal. Es un miedo universal. Miedo a ser separados de las personas de las que depende su supervivencia. Este miedo se activa, evidentemente, cuando la situación es novedosa o desconocida, cuando hay un potencial peligro. Y todo aquello que es nuevo para un niño puede ser concebido como peligroso. Es por ello por lo que el periodo de adaptación suele ser más llevadero para los niños que siguen en la misma clase, con el mismo profesor y con los mismos compañeros que aquellos que entran “de nuevas”. Lo ideal sería que nuestros hijos comenzaran el colegio de manera progresiva. En verano están con nosotros las 24 horas al día y, de repente, se separan bruscamente de nosotros. Sería fantástico que el primer día, en vez de estar de sopetón seis u ocho horas, estuvieran un par de horas acompañados por sus padres, pero desgraciadamente son pocos los centros que así lo organizan.

A continuación se desarrollan algunas ideas u orientaciones que os pueden resultar de interés para preparar de manera anticipada estos primeros días de colegio:

Legitimar todas las emociones que experimenten: como veíamos antes, son muchas y variadas las emociones que pueden vivir en estos primeros días. Es fundamental que todas ellas sean permitidas y reconocidas. Las emociones no se pueden controlar, lo que sí que podemos gestionar es la conducta asociada a la emoción. Es normal que el niño no quiera ir al colegio los primeros días, es normal que lloren, que estén más nerviosos, etc. Todo esto debe ser legitimado y permitido.

– Expresa tus emociones de manera controlada: las emociones son un denominador común a todos los mamíferos. Por esa razón debemos normalizarlas. Y qué mejor manera que seamos los padres los que manifestemos nuestras sensaciones y emociones ante esta nueva etapa que en breve comenzará. No hay ningún problema en que los padres les digamos frases como “yo también estoy un poco nervioso por el comienzo del curso”. Eso sí, la expresión de las emociones debe estar acompañada de firmeza y serenidad para evitar el descontrol y el caos.

– Comunicación emocional durante las cenas y comidas: podemos aprovechar los momentos de estar juntos alrededor de la mesa para hablar de los diferentes acontecimientos, sensaciones y emociones que surgen con relación al comienzo del curso (hablar de cómo habrá pasado nuestro profe el verano o, si es nuevo, cómo nos imaginamos que será). Podemos normalizar pero sin ser pesados con el tema.

Anticipación: ya decía hace casi un siglo Freud que uno de los mecanismos más efectivos que tiene el ser humano es la anticipación. Por eso, habla con tus hijos con total naturalidad los días previos al comienzo del curso. También podemos adelantarles que, dado que el primer día es un día cargado de emociones, es posible que algunos niños lloren, incluso ellos. Explicarles paso a paso cómo será el primer día: nos levantamos, desayunamos, nos vestimos, vamos hacia el colegio, nos despedimos, tú te quedas en el cole con tu profe y tus amigos, mamá y papá se van a trabajar y por la tarde iremos a recogerte.

Poner palabras a su caos emocional: para muchos niños, los primeros días de colegio son un verdadero suplicio. No pueden soportar separarse de mamá y de papá. Por eso es conveniente los días previos hablar con ellos de cómo viven ese primer día de colegio. Es fundamental ponerle palabras y orden a su caos y sus miedos. Podemos hablarles de cómo vivimos nosotros de pequeños los primeros días de cole. Por lo tanto, normalizar y explicitar todo lo que sienten o lo que pueden sentir el primer día de colegio.

Ajustar las expectativas: es importante no crear falsas ideas o expectativas del estilo “mañana va a ser un gran día” porque a lo mejor no lo es. Decirles lo que puede ocurrir y normalizar las emociones desagradables que puedan experimentar. Es posible que el niño se muestre triste o tenga miedo. Nunca caer en el error de mentirles: “enseguida vengo”.

Una vez que ya hemos preparado el terreno en los días previos, ya solo queda esperar a que todo lo que hemos trabajado con nuestros pequeños tenga su efecto positivo. ¿Qué cosas debemos tener presente para el primer día de colegio?

Despedida rápida y firme: no conviene prolongar más de lo debido la entrada al colegio y a la clase. Debemos estar seguros y mostrarnos firmes en la decisión de llevar a nuestro hijo a su aula, a la vez que cariñosos y comprensivos con su estado anímico.

Recuerda, es normal que llore: ten presente que es posible que prefiera estar contigo que quedarse en el colegio. Es normal y legítimo. Esto es una buena señal Qué mejor noticia que nuestros hijos quieran estar con nosotros. Esto implica que la relación de apego entre nosotros es segura.

Amabilidad y firmeza: como venimos diciendo a lo largo de todo el artículo, es importante que estemos tranquilos, seguros y convencidos de lo que estamos haciendo. Como bien establece la disciplina positiva, debemos mostrarnos amables pero firmes con nuestros hijos en la tarea de llevarles al colegio. Entendemos y respetamos sus miedos pero deben ir al colegio.

¿Y qué cosas debemos tener en cuenta para el momento de ir a recogerles los primeros días de colegio? Veamos algunas ideas:

No somos salvadores: es importante evitar darles el mensaje de que somos los que les “salvamos” del profesor y del colegio. Una cosa es que lo pasen mal y que lloren, y otra bien diferente es que aparezcamos como las figuras que les salvan de los “malos del cole”.

Evitar los chantajes emocionales: decíamos antes que el objetivo es aprender estrategias y sacar fortalezas de esta nueva experiencia. Por ese motivo no debemos caer en el error de decirles “como te has portado muy bien en clase te voy a comprar una bolsa de chuches”. Recordemos que el mejor refuerzo para nuestros hijos somos nosotros.

Reconoce el gran esfuerzo que ha hecho: estar todas las horas que están los niños en el colegio no es tarea sencilla, y menos los primeros días. Por ello es por lo que resulta muy efectivo felicitarle por el gran esfuerzo realizado. Mejor reforzar actitudes (“te has esforzado mucho”) que conductas (“te has portado muy bien”).

¿Qué podemos decirles cuando los recogemos?: Lo mejor que podemos hacer al recoger a nuestros hijos en la puerta de su clase, además de recibirles con una gran sonrisa y los brazos abiertos, es preguntarles por cómo lo han pasado. Dejemos a un lado su comportamiento, si han pegado o no, lo que han comido, etc.

Consecuencias de los primeros días de colegio: es probable que las consecuencias de estos primeros días tan cargados de emociones se vean reflejados en otras áreas del desarrollo del niño. Por ejemplo, es probable que el patrón de sueño pueda cambiar. Les puede costar más dormir, no solo por el cambio horario de verano a ahora, sino por lo emocionante del día. Aunque estén cansados, puede ser que no caigan rendidos en la cama debido a su excitación emocional. Además, pueden tener sueños y pesadillas sobre estos momentos de separación. No os preocupéis, son consecuencias naturales y sanas de la adaptación. En cuanto a la alimentación, es posible que tengan menos hambre o que devoren la nevera. Ambos extremos son normales. Cada niño lo exterioriza de una manera diferente y única. Y los más pequeños de la casa pueden experimentar regresiones como que vuelvan a querer el chupete, que se hagan pis en la cama, que estén más agresivos de lo normal, etc.

Para concluir, seamos conscientes que nuestros hijos pasarán por esta etapa de la mejor manera posible (y lo harán con nota) pero necesitan nuestro apoyo, cariño y paciencia. Son días muy difíciles y complejos para todos, sobre todo para los más pequeños. Como dice mi cuñada, para estos días debemos recetarnos a nosotros mismos muchas tortillitas de paciencia. Mucho ánimo para estos primeros días de curso. Recordad que sois los mejores padres que pueden tener vuestros hijos.

Comunidad

Amazon: cuál es el negocio con el que el gigante tecnológico hace más dinero

Avatar

Publicado

on

Por

Quizás Andy Jassy no es tan famoso como su jefe, Jeff Bezos, pero lo cierto es que dirige la que parece ser la división más importante del imperio de Amazon.

Amazon Web Services (AWS) vende almacenamiento y procesamiento de datos a compañías que no quieren tener el dolor de cabeza que significa manejar sus propias infraestructuras de tecnología informática.

Es un negocio conocido como computación en la nube o cloud computing y existe desde hace apenas 10 o 15 años.

Es un área en expansión que en el último trimestre le trajo a Amazon el 70% de sus ganancias.

En una entrevista con la BBC, Jassy explicó que la división comenzó con start-ups como Airbnb, Deliveroo y Pinterest, pero que recientemente empezaron a recurrir a ella firmas más establecidas.

A pesar del éxito, el negocio está enfrentando ciertos desafíos. Uno de ellos es una feroz competencia de Microsoft.

Tensiones con el gobierno de EE.UU.

En octubre sufrió uno de los peores golpes en ese sentido, cuando Microsoft le ganó el jugoso contrato para el desarrollo digital del Pentágono.

Eran de US$10.000 millones procedentes del Departamento de Defensa de EE.UU. para llevar a cabo el proyecto llamado Empresa Conjunta de Infraestructura de Defensa (JEDI, por sus siglas en inglés).

Ahora Amazon está apelando la decisión, argumentando que hubo interferencia de la Casa Blanca.

Pentágono
Image captionMicrosoft le ganó a Amazon el proyecto JEDI para almacenar datos del Pentágono.

En un documento hecho público en diciembre, AWS explicaba el porqué de su disconformidad.

«La cuestión es si debe permitírsele al presidente de EE.UU. usar el presupuesto del Departamento de Defensa para lograr sus propios objetivos políticos y personales», señalaba.

«Los errores del Departamento de Defensa, considerables y ubicuos, son difíciles de entender. E imposibles de analizar separadamente de la determinación del presidente, expresada en sus propias palabras, de ‘joder a Amazon'».

Durante el evento anual de AWS en Las Vegas, Jassy le dijo a la BBC que la decisión era arriesgada, ya que Amazon tiene «la mejor plataforma de infraestructura tecnológica posible».

El ejecutivo también señaló que el hecho de que el gobierno «no base» sus decisiones en «evaluaciones objetivas» establece un precedente «muy peligroso».

Al preguntarle si la decisión respecto a JEDI afectaría al futuro trato de Amazon con el gobierno, aclaró que no.

¿Pero habrá espacio para que la relación mejore?

Es poco probable, ya que el presidente Trump ha dejado claro su desagrado por Amazon.

En parte se debe a que su fundador, Jeff Bezos, también controla el diario The Washington Post, al que el presidente considera hostil hacia su figura.

Trump, Satya Nadella y Jeff Bezos
Image captionLas relaciones entre la Casa Blanca y Jeff Bezos son turbulentas.

Es más, Amazon podría enfrentar otras batallas con agencias gubernamentales estadounidenses.

La empresa también está siendo sometida a varias investigaciones sobre posibles prácticas anticompetencia.

A principios de diciembre, un informe de Bloomberg sugirió que la Comisión Federal de Comercio (FTC) estaba ampliando su indagación sobre Amazon más allá de sus operaciones de comercio electrónico para incluir a AWS.

El informe sugería que la FTC estaba investigando si AWS está discriminando a compañías que también trabajan con otros proveedores de almacenamiento en la nube, y priorizando a aquellos que trabajan exclusivamente con AWS.

Jassy, sin embargo, no quiso ahondar en este tema.

Reconocimiento facial

Otra de las cuestiones en la mira es la tecnología de reconocimiento facial de Amazon, a la que la compañía llama Rekognition.

Organismos de derechos civiles han dicho que es «quizás la tecnología de vigilancia más peligrosa que se ha desarrollado».

Su rival Google solo la usa para identificar rostros coincidentes de famosos y el presidente ejecutivo de su negocio de almacenamiento en la nube, Thomas Kurian, le dijo a la BBC que no ofrecen servicios más poderosos como Rekognitition porque en algunos países estos no son legales.

Jassy afirma que existe confusión debido a la falta de regulación a nivel federal.

Rekognition
Image captionAmazon promueve su tecnología Rekognition como una herramienta para combatir el crimen.

«Si no tienes un gobierno federal que regule algo sobre lo que la gente está debatiendo, entonces terminas con una regulación distinta por cada una de los 50 estados, incluso más a nivel municipal», afirma.

Y sugiere que el reconocimiento facial está siendo usado para hacer el bien.

«Ha reunido a niños perdidos con sus padres, ha identificado tráfico humano, ha mejorado la seguridad y los procesos de identificación… Es un valor añadido para la sociedad de diversas formas», asegura Jassy.

Y añade que en los tres años en los que lleva utilizándose, no han recibido ningún reporte de uso indebido por parte de las fuerzas del orden.

De acuerdo al ejecutivo, AWS establece directrices muy claras sobre cómo deben usarla: solo cuando la fiabilidad sea del 99% o más. E incluso en esos casos debe ser una evidencia más para una investigación llevada a cabo por humanos.

Amazon.
Image captionAmazon no solo es el gigante de las ventas por internet, sino que también proporciona plataformas de datos.

«Ofrecemos entrenamiento gratuito a los cuerpos de seguridad sobre cómo usar la tecnología de reconocimiento facial, y si se nos reportara que hay un uso indebido, algo que hasta ahora no ha pasado, les suspenderíamos del uso no solo de este servicio, sino también de la plataforma en general».

«Pero entiendo que la gente quiera tener más garantías de que eso no pueda ocurrir.Creo que el gobierno debe regular y ofrecer más directrices».

Cambio climático: ¿está la nube ayudando o entorpeciendo?

Las compañías de la nube almacenan datos en sus propios centros de datos, como lo hace Amazon.

El asunto es que estos centros de datos son devoradores de energía: consumen casi 2% de la electricidad mundial y contribuyen al 0,3% de las emisiones globales de carbono, según la revista Nature.

Ante ello, Amazon ha prometido quepara el 2024 el 80% de la energía necesaria para el funcionamiento de la empresa será renovable y para el 2030 lo será el 100%.

Y se ha comprometido a alcanzar la neutralidad de carbono para el 2040.

«El medioambiente es un asunto obviamente crítico para el futuro de nuestro planeta, y para hacerlo habitable para nuestros nietos, y Amazon ha establecido una serie de objetivos muy exigentes que no estoy seguro si has visto en otros», argumenta.

La semana pasada British Petroleum (BP) anunció que abastecería de energía renovable a los centros de datos europeos de AWS que manejan su plataforma de la nube.

AWS Re: Invent 2019
Image captionJassy afirma que trabajar con compañías petroleras está equivocado.

Pero BP y Shell son clientes de AWS, lo cual ha atraído críticas, incluso de los propios empleados de Amazon.

En abril, miles de empleados de Amazon firmaron una carta indicando que la compañía no debería trabajar con la industria petrolera.

Ante esto, Jassy argumenta que la computación en la nube no facilita las actividades que contribuyen al calentamiento global.

«Aunque los proveedores de la nube dejaran de ofrecerles el servicio a las compañías de luz y gas, eso no significa que estas dejarían de trabajar como lo hacen ahora».

Jassy señala que la computación en la nuble es más eficiente desde el punto de vista energético que la infraestructura de tecnología informática que de otra forma estarían usando las compañías de luz y gas.

«Preferimos ser parte de la solución y ayudar a que las propias compañías de luz y gas sean más eficientes y beneficiosas para el medioambiente. Y poder también invertir sustancialmente y más rápido en energías renovables y en otras invenciones de este área».

Sigue leyendo

Comunidad

Pedro del Hierro nos lleva a las montañas para festejar las navidades con estilo

Avatar

Publicado

on

Por

¿Te imaginas el plan de desconectar con el mundo, reunirte con un selecto grupo de amigos y celebrar las navidades en una cabaña? Pues bien, no es una idea muy loca que digamos, pero de que es un pretexto para relucir nuestro máximo estilo, en definitiva lo es. Para estas fechas, Pedro del Hierro quiere que nuestros looks de fiesta no se queden en la pista de baile o en la cena, sino que evolucionen a la par de nuestros planes, por ello su colección holiday nos ofrece algo que va más allá del smoking en negro.

Del clásico look que exige la rigurosa a la formalidad de una americana, Pedro del Hierro combina los esenciales del invierno con piezas elegantes, como el binomio de un suéter tejido y la camisa blanca, que resultan ser una mancuerna perfecta aún fuera de la oficina y que se acoplan a la perfección con el clima de otoño.

Pedro Del Hierro Nos Lleva A Las Montanas Para Festejar Las Navidades Con Estilo 02
Pedro Del Hierro Nos Lleva A Las Montanas Para Festejar Las Navidades Con Estilo 03

Y para después de las bebidas y las rondas de baile, las texturas en contraste siguen haciéndose presentes con suéteres de cuello alto, jerseys acanalados y chaquetas plumón que toman ligera inspiración del estilo ecuestre plasmado en looks oscuros o de tonos beige, como bienvenida al paisaje invernal que cubrirá las montañas.

Pedro Del Hierro Nos Lleva A Las Montanas Para Festejar Las Navidades Con Estilo 04

Con opciones que van más allá de la noche de copas y celebración, Pedro del Hierro lleva su colección festiva al terreno del lifestyle ofreciéndonos la propuesta de desconectar para acercarnos más.

Sigue leyendo

Comunidad

Cómo educar a tu hijo sin recurrir a los castigos

Avatar

Publicado

on

Por

Muchas veces los padres reaccionamos muy mal cuando nuestros hijos hacen algo inadecuado. Y, sin querer, ni darnos cuenta, recurrimos a un castigo que, seguramente, no estará acorde con lo que acaba de hacer el pequeño. A la hora de educarles es fundamental cambiar el concepto arcaico de castigar de forma impulsiva, según los expertos. Lo fundamental es que los padres consigan que el niño aprenda y comprenda lo que ha hecho mal.

“El menor debe conocer las consecuencias de sus actos, pero de una forma lógica”, explica Silvia Álava, psicología infantil. Normalmente, cuando nuestro hijo hace algo mal, lo primero que solemos hacer es explotar y pasar a un castigo cortante, definitivo y en un tono que el niño no comprende, con el que no aprende: “El menor no sabe de donde viene todo eso. Esa explosión. E, incluso, algunas veces puede llegar a preguntarse, ¿pero por qué me está castigando ahora?”.

“Lo fundamental es educarle en las consecuencias de sus actos”, añade la experta. Por ejemplo, “si un niño llama a su madre tonta, es preferible que se le diga que mamá necesita dos o tres minutos para pensar, que entienda que nos sentimos mal. Enseñarle que en esta situación, lo que hay que hacer es pedir perdón”.

Otro caso que cita la psicóloga es cuando nuestro hijo pierde la pelota en el colegio. “Aquí lo más adecuado, por ejemplo, para que entienda las consecuencias, es hacerle saber que tiene que cuidar sus cosas. Una manera útil es que al día siguiente vaya a objetos perdidos y si no estuviera allí el balón, decirle que hasta que sea su cumpleaños o Navidad no podrá tener una nueva”, El consejo fundamental de la experta es que antes de castigar “párate y piensa: ¿Qué es lo que ha hecho el niño? ¿cuál es el objetivo que quieres conseguir que aprenda? ¿Cómo quieres que entienda lo que ha hecho? Y de ahí reflexionar las consecuencias lógicas. Como todo, es entrenamiento”, concluye Álava.

Las consecuencias del castigo en los niños

Castigar sin justificación alguna y de forma desmedida tiene consecuencias negativas en los niños. Lorena García Vega, formadora de familias y educadora de aula, explicaba a este medio en una entrevista las 4 R del castigo que representan el efecto negativo del mismo sobre el comportamiento del niño, y estas son:

  1. Resentimiento: sentir que el castigo impuesto no es justo.
  2. Revancha: Cuando menos se lo esperen me saldré con la mía
  3. Rebeldía: Voy a hacer todo lo contrario a lo que me digan
  4. Retraimiento, quizá desde mi punto de vista la más negativa, porque conlleva dos posibles resultados. Primero, está la cobardía en cuanto no me van a volver a pillar, que no es lo mismo que no lo voy a volver a hacer, sino que lo haré cuando no me vean. La segunda, es la reducción de la autoestima, que es cuando jugamos con las emociones del niño a través del castigo, como puede ser la retirada de afecto o exagerar su mala conducta. O simplemente le hacemos sentir mal por lo que ha hecho, el niño puede llegar a pensar (mente inmadura) que es una mala persona, y considero que este pensamiento es para un niño una atrocidad. Por otro lado, el pequeño ante el castigo puede convertirse en adicto a la aprobación, convirtiéndose en una persona complaciente, y generando esto el que en un futuro pueda ser más vulnerable a las malas influencias.
Sigue leyendo

Tendencias