Connect with us

Entretenimiento

Un día en la gira de Sebastián Yatra

Avatar

Publicado

on

Tres nominaciones al Grammy Latino, alrededor de 1.500 tarimas en seis años y 14.000 entradas vendidas en cuestión de días para el concierto del pasado 4 de octubre en la segunda ciudad del mundo que más lo escucha: Santiago de Chile. Así es la carta de presentación de Sebastián Yatra, el joven paisa de 24 años que a sus 19 se dio a conocer con su sencillo Para olvidar y que por estos días tiene enloquecido al Cono Sur con el álbum de baladas Fantasía.

El Espectador estuvo al lado del artista en su show de la capital chilena, en el marco del Yatra Tour, que llegará a Medellín el 20 de octubre y a Bogotá los próximos 2 y 3 de noviembre.

El músico llegó sobre las 11:00 a.m. de Montevideo (Uruguay), donde había ofrecido un espectáculo con lleno total, a Santiago, donde desde junio están agotadas las entradas para su show. Durmió un par de horas y, como pudo —entre los fans que lo esperaban a la salida del hotel para tomarse una foto y el agotador tráfico de la capital chilena— llegó al Movistar Arena para hacer la prueba de sonido. Lo acompañaban alrededor de treinta personas que conforman su equipo, entre su manager personal, el de la gira y los productores, entre otros. Y eso sin contar a las bailarinas que estarán a su lado en el escenario, ni a su padre, su madre y su novia, la argentina Martina Stoessel.

Después de asegurarse de que la guitarra, el bajo y la batería que lo acompañarían sonaban bien, el joven paisa dio un par de entrevistas y llegó a la fila de más de 260 personas que pagaron o se ganaron algún tipo de concurso para conocerlo y tomarse una foto con él. La primera foto, sin embargo, fue con el séptimo disco de platino que acababa de ganar Fantasía (lo que significa que vendió más de 35.000 copias en el país austral). A su turno, fans de todas las edades lo abrazaban y le daban regalos, que iban desde extensas cartas hasta una chaqueta biker de cuero, como las que usa regularmente, personalizada con los nombres de sus canciones.

Minutos antes de subir al escenario, en su camerino, Yatra le contó a este diario que tiene una “conexión especial” con la región. “Tini”, como le dice a su novia, lo maquillaba mientras hablábamos, a lo que él la sorprendió con la pregunta: “¿Sí o no, amor?, ¿que te lo dije desde el principio que en estos países del Cono Sur me siento como si parte de mí perteneciera acá?”. Además, señaló que su éxito en Chile puede deberse a su participación en el festival de música de Viña del Mar, en febrero, en el que se hizo a una Gaviota de Oro y otra de Plata. “Este año hice de jurado y además cantamos, pero es que el nivel de exposición que tiene este festival en Chile no tiene comparación”, aseguró.

Todavía no se había subido al escenario y menos de 24 horas antes estaba en la tarima anterior, pero desde ese momento sabía que querría regresar: “Ojalá podamos volver a Chile, aquí al Movistar Arena o ya al Estadio Nacional (en el que caben 48.000 personas)”. Sus ambiciones, sin embargo, no paran ahí. Ese es su ritmo: “Estamos pensando en un proyecto, en cómo sacarlo adelante, y al momentico estamos pensando en los dos o tres que siguen”. Por ejemplo, hace unas semanas estrenó Bonita, que canta con Juanes, y acaba de recibir sus tres nominaciones al Grammy Latino, entre otras cosas, a mejor canción por Un año (que grabó con Reik, sus ídolos), pero anticipaba: “Algún día quisiera cantar con Shakira”.

Allí mismo, en el camerino, repasó la letra de una de sus canciones más recientes, revisó el orden del show, oró en silencio —pues dice ser muy espiritual— y antes de que pudiera musitar la siguiente frase estaba encima del escenario. “Tin, tin, tin, de una cosa a la otra. Pero llegó la hora de cantar”, dijo emocionado mientras del otro lado del telón el público se unía en un grito tan agudo que bien podría haber roto cristales. Sonaron los primeros acordes de la canción y el público gritó más fuere al reconocerla.

Yatra salió del centro del escenario a lo que se hizo aún más fuerte. “Chi, chi, chi”, saludó el artista; “le, le, le”, respondieron los miles de asistentes al unísono.

A medida que avanzaba el espectáculo se hacía más claro que no había una canción que el público no supiera de comienzo a fin. Según el propio Yatra, no había escuchado antes que la audiencia cantara Un año tan fuerte, con lo que ese se volvió su momento su favorito de toda la noche. Pero el de los fans, al parecer, fue cuando llegó la colaboración que el artista paisa hace con Stoessel, canción que llamaron Cristina. Mientras el dúo coreaba “¿Cómo te pido que te enamores?” mirándose a los ojos, los gritos de sus seguidores fueron demostrando esa “conexión especial” con Chile.

“Cantaban tan fuerte que dolían los oídos”, como dijo más tarde “Tini”.

Al escenario también subieron Lalo Ebratt, Trapical Minds y Yera a cantar Déjate querer para darle el toque de reguetón a la noche.

Según le dijo Yatra a El Espectador después, él se mueve entre lo urbano y las baladas según sus estados de ánimo: “Hay momentos en los que vos estás feliz y arriba, querés joder y querés bailar. Pero hay momentos en los que querés estar calmado y en paz, que necesitás que la música te dé consuelo”. Y anunció, en ese sentido, que se vienen dos lanzamientos, uno en cada orilla: Oye, la segunda parte de Cristina, que publicó este fin de semana, también de la mano de Stoessel; y su regreso “con toda” al reguetón, que estrenará a finales de octubre.

Entretenimiento

Said P, reguetón con picante mexicano

Avatar

Publicado

on

Por

Said P camina por las calles del centro histórico de Ciudad de México, orgulloso sobre la multitud usando ropa típica del género urbano: sudadera estampada, tenis anchos, gafas oscuras y joyas de bling bling clásicas de la cultura hip hop. Él escogió ser diferente y salirse del molde tradicional de la música mexicana, pues ha labrado su carrera artística sin que salgan de su boca notas de rancheras, corridos o baladas. Y aunque para muchos parezca extraño, el joven de 27 años decidió ser pionero en su país y declararse embajador a nivel mundial de lo que muchos ya llaman “el reguetón mexicano”.

A los 15 años salió de México y se fue a vivir a Chicago. Se alejó de su casa, dejó a su mamá y olvidó la comodidad de la que ya estaba acostumbrado para poder perseguir sus sueños y alcanzar lo que para muchos era inimaginable: llegar a ser cantante. En Estados Unidos estudió música y cuenta que pagó su carrera a punta de trabajos informales en restaurantes. Allí, en medio de una gran ciudad, un país desconocido y una cultura muy diferente a la suya, Said confiesa, con algo de orgullo, que conoció la calle, las pandillas y los movimientos urbanos que lo llevaron a amar el hip hop y luego el reguetón.

Sin embargo, el viaje no terminó allí. Además de las pandillas, los amigos y las experiencias de otras realidades, en Chicago encontró la fuerza para seguir con algo que realmente le apasionaba: la música. Fue así como la vida lo llevó hasta Puerto Rico, justo a la cuna del reguetón, lugar en donde aprendió más del género y se dio cuenta de que él no era como los demás, que, aunque era mexicano y en su país no era común cantar este tipo de música, él una vez más rompía las reglas. “Hubo un punto en el que pensé que realmente lo hacía bien y aunque era mexicano sabía que tenía el flow y sentía empatía con el género. Lo empecé a cantar porque creo que el reguetón es el hip hop latino”, contó a este diario.

“En Colombia encontré mi estilo”

“Ese país es como mi amuleto. Realmente quiero mucho a Colombia y los admiro también por la forma en que hacen su música”, cuenta Said P. Luego de haber grabado en Miami y Puerto Rico, asegura que su esencia cambió cuando pisó este territorio: “Para mí hay un antes y un después de Colombia. El resultado de su nuevo ritmo llega después de trabajar con artistas como los Trapical Minds, Nicolás Mayorga y Resultados de búsqueda The Rudeboyz, un sello productor colombiano.

Said P advierte que, aunque su música ha tenido influencia de otros lugares, el sello mexicano es lo que lo diferencia. “Mi estilo claramente tiene que ver con mi cultura. Por ejemplo, en las letras utilizo palabras muy de aquí como “neta”. También el fraseo y la forma de pronunciar las palabras son muy mexicanos”.

El hombre no coquetea, la mujer es la que escoge

Con esta idea Said P habla de su nuevo sencillo Coqueta, que con un mes de haberse estrenado ya tiene más de 10 mil reproducciones en Youtube. “A mí no me gusta la palabra ‘coquetear’, porque creo que se remonta a la época de la Conquista, en la que los españoles obligaron a los indígenas a someterse.

Coqueta es una oda a la sensualidad, al poder de la mujer de seducir a quien quiera y es una invitación a dejar los prejuicios y los paradigmas de una sociedad patriarcal. “La intención de mis letras es que las mujeres se liberen y sean realmente lo que quieren ser. Libres de ser juzgadas”.

“Creo en la ley de la atracción y estoy seguro de que todo tiene que ver con quién eres. En realidad, tú no escoges hacer reguetón, sino el reguetón te escoge a ti”. Said P termina la entrevista convencido de que el género lo eligió, pero con la certeza de poder decir con orgullo que ya es el primer reguetonero mexicano.

Sigue leyendo

Cine

Entre navajas y secretos

Avatar

Publicado

on

Por

El reconocido novelista Harlan Thrombey es encontrado muerto después de la celebración de su cumpleaños. El inquisitivo y encantador Detectivo Benoit Blanc ha sido contratado para hacer la investigación del caso. ¿Quién lo ha matado? Desde la familia disfuncional de Harlan hasta sus más devotos empleados son todos sospechosos. El Detectivo Blanc sortea entre un mundo de pistas, verdades y mentiras para descubrir la verdad detrás de la inoportuna muerte de Harlan.


Sigue leyendo

Entretenimiento

Juan Luis Guerra fue sometido a una operación cardiovascular

Avatar

Publicado

on

Por

El cantante Juan Luis Guerra fue sometido a una cirugía cardiovascular el pasado miércoles, y así lo informó su portavoz, Severo Rivera esta semana.

La operación del intérprete de bachata fue “breve y exitosa”, según información que dieron los médicos que lo atienden, pero no ofrecieron más detalles de dicha intervención.

Hasta los momentos se desconoce en qué hospital fue internado, pero se tiene previsto que Guerra haga una pausa en su apretada agenda para recuperarse y disfrutar de esta época decembrina junto a su familia, para poder acudir en enero a los premios Grammy, pues está nominado.

El reconocido cantante cuenta con una nominación a los Grammy como “mejor disco tropical latino” por su álbum Literal, el cual fue galardonado en la reciente edición de los Latin Grammy en noviembre.

Además también espera mejorarse rápido de salud, para continuar con su gira por Latinoamérica y volver a los escenarios a interpretar todos sus éxitos para su gran fanaticada.

Sigue leyendo

Tendencias