Connect with us

Salud

Uno de los motivos de no ir al dentista: el miedo

Publicado

on

A muchas personas no les gusta acudir al dentista, y uno de los motivos más alegados para no acudir a este profesional es el miedo. Pero esta sensación se puede combatir con la ayuda de nuestro dentista y con información.

El miedo, una sensación muy común

En el año 2017, el Estudio Sanitas de Salud Bucodental reflejaba que el 14,9 por ciento de los encuestados admitían no acudir al dentista por miedo. “El miedo al dentista forma parte de la cultura popular desde tiempos ancestrales, y la representación cultural del dentista en el arte (cine, pintura, cómic…) está siempre asociada al dolor y otras experiencias negativas”, explica Manuela Escorial, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental. Ante la ausencia de dolor, un gran número de personas piensan que su boca se encuentra en un estado óptimo, por lo que acuden al dentista “cuando no hay más remedio y ya existe un problema, asociando el acudir a un odontólogo a algo negativo”, añade la especialista.

Esta sensación al ir al dentista se puede dar en varios niveles y, además, hay variables individuales que hacen que cada persona lo sienta de manera diferente. Al miedo exagerado “se le conoce como odontofobia, y se reconoce porque genera síntomas fisiológicos como temblores o sudor, además de provocar alteraciones en el sueño o ansiedad ante una revisión o tratamiento”, explica Sanitas. Escorial indica que “una mala experiencia o la falta de información pueden inducir en el paciente una sensación de malestar y dificultar el tratamiento por parte del odontólogo”.

Según la odontóloga, otro causante del rechazo al ir al dentista y que puede provocar la sensación de nerviosismo es el pensamiento de que acudir a este profesional supondrá un coste caro.

¿Quién sufre más?

La población adulta, y especialmente aquellas personas que han sufrido una mala experiencia, son el sector que más miedo presentan al acudir al dentista”, señala la odontóloga. Por su parte, los jóvenes y los niños no padecen miedo  gracias a “la evolución experimentada en las técnicas de anestesia y la cultura preventiva”, añade.

Intervenciones que causan miedo

Según Escorial, la colocación de la anestesia dental y las extracciones de piezas son las intervenciones que más inquietan a los pacientes. “En el caso de la anestesia, porque es el paso previo a un procedimiento indoloro, y en el caso de las exodoncias,  porque aunque el paciente no experimenta dolor, la anestesia local no elimina la percepción de determinados estímulos, como por ejemplo el de la presión”, explica la experta.

La técnica de sedación consciente

Esta técnica se utiliza en diversos casos: “Desde pacientes pediátricos, en donde no es posible realizar un manejo adecuado de la conducta; a pacientes especiales, en procedimientos de cirugía bucal y de implantes y pacientes odontofóbicos”, explica Escorial. La técnica de sedación consciente es un “tipo de sedación que disminuye de forma eficiente la tensión nerviosa y la ansiedad del paciente durante el tratamiento. Con ella, se preserva la capacidad de respuesta del paciente ante estímulos verbales del dentista, pudiendo colaborar siempre que el tratamiento odontológico lo requiera”, añade.

Cómo podemos prevenir el miedo

Escorial señala que “el miedo al dentista se combate con información adecuada y con prevención”. Para ello, hay que “establecer una relación de confianza con el profesional, que conozca nuestras limitaciones y el origen de nuestra dificultad, lo que le permitirá identificar las necesidades y las soluciones o técnicas aplicables a cada caso”, concluye la especialista.

Salud

Implantes dentales: ¿qué ocurre si no llevas un buen cuidado?

Publicado

on

El cuidado de los dientes es muy importante, ya que no solamente está relacionado con lo estético sino también con la salud bucal. Por ejemplo, una caries en estado avanzado puede provocar enfermedades periodontales y eso con el tiempo la pérdida de tus piezas.

Cuando eso sucede, muchas personas optan por usar implantes dentales (elementos de titanio que simulan la raíz dental). Y es que estos ayudan masticas mejor tus alimentos.

Eso sí, la Dra. Jubitza Loayza, periodoncista y director médico de la Clínica Eurodent, indica que “antes de colocarse un implante es necesario tener una boca sana y salud estable, además de una buena planificación, por ello recomienda realizar una evaluación completa de la boca para descartar problemas tanto en las encías como en los dientes e infecciones locales.

Luego de llevarse a cabo este procedimiento, la especialista recomienda tomar algunas medidas para evitar que ocurra los siguientes problemas.

INFECCIÓN POSTOPERATORIA

Las bacterias que hay en tu boca pueden afectar la cicatrización de este procedimiento y generar daños en la zona.

TRAUMATISMO DENTAL

Una acción violenta en esa área, a veces, causa el deterioro del implante, afectar tus encías y ocasionar gingivitis en algunos casos.

VISITA AL DENTISTA

Así descubrirás a tiempo si el implante presenta sangrado, te produce malestar al masticar o afecta tus encías.

Sigue leyendo

Salud

Alimentación y salud: ¿qué productos típicamente navideños son ‘amigos’ y ‘enemigos’ de nuestra dentadura?

Publicado

on

Vaya por delante que si hay un momento en el que los ‘caprichos’ de mesa y mantel están permitidos, ése es sin duda la Navidad. Lo que ocurre, como siempre, es que el problema no es el uso, sino el abuso. En este sentido, y volviendo al tema de la salud dental, estos son algunos de los consejos que el odontólogo Iván Malagón nos propone para que los dientes no sufran más de la cuenta durante la época navideña:

  • El turrón duro, por su gran contenido en almendra y bajo porcentaje de azúcar, es más recomendable que el blando.
  • El vino blanco y el champán son más erosivos que el vino tinto tanto para el esmalte como para el cemento de la raíz de los dientes.
  • Si no puedes prescindir del chocolate, elige chocolate negro, al 70% de pureza, con propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.
  • Ojo con los alimentos ‘sin azúcar’. Pueden contener otros derivados capaces de perjudicar los dientes de igual o peor forma.
  • El aceite de oliva deja una película invisible sobre los dientes que las caries son incapaces de penetrar (según la Universidad de Manchester). Si sabes que vas a tomar dulces de postre, incluye en tu comida una ensalada con este aceite, ya que es un buen aliado frente al desgaste dental y la caries.
  • Masticar chicle sin azúcar es recomendable, sobre todo después de comer, para estimular la producción de saliva y limpiar las superficies de los dientes. La saliva tiene un efecto protector sobre los dientes, al neutralizar el pH ácido producido por las bacterias o la acidez de los alimentos.
  • Cuidado con las bebidas energéticas, ya que poseen un componente ácido que puede desgastar el esmalte dental. Es mejor acompañarlas de algo sólido, para que al masticar se produzca saliva y contrarreste la acidez.
  • Los dulces menos perjudiciales para los dientes son aquellos suaves, no pegajosos, por ejemplo de chocolate.
  • Recuerda que debes cepillarte los dientes tres veces al día, durante al menos dos minutos. Pero si esto no puede ser, hazlo por lo menos antes de acostarte, (¡trasnochar durante las fiestas no es una excusa!).
Sigue leyendo

Salud

Crean una prometedora vacuna eficaz en la prevención de las caries

Publicado

on

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre el 60 y el 90% de los niños en edad escolar tienen caries, y casi el 100% de los adultos padece este problema de salud bucodental. Sin embargo, esto podría cambiar gracias a unos investigadores del Instituto Wuhan de Virología (WIOV) de la Academia China de Ciencias, que han desarrollado una vacuna que parece proporcionar un elevado nivel de protección a los dientes frente a la aparición de caries.

Las pruebas de esta sustancia inmunizadora, que han sido realizadas en ratones, han evitado el desarrollo de las caries en el 64% de los casos. La investigación, que ha sido publicada en la revista Nature, no es la primera que se centra en lograr este objetivo, sino que ya desde 1972 se realizaban experimentos para dar con una vacuna frente a la caries y encontrar una solución definitiva a este trastorno que puede provocar incluso la pérdida de la pieza dental.

La vacuna para prevenir la caries resulto eficaz en el 64% de los ratones a los que se administró

En investigaciones anteriores de esta vacuna se consiguió evitar las caries, pero una de las proteínas utilizadas en su elaboración, una variante de la flagelina, causaba efectos secundarios importantes en las personas en las que era administrada. Por ello, siguieron trabajando en una nueva fórmula con este mismo prótido que no tuviese consecuencias indeseadas, hasta que dieron con esta nueva vacuna, que tiene efectos mínimos en la salud de los pacientes.

La vacuna protege frente a la aparición de placa bacteriana

La composición de la vacuna anticaries consiste en una fusión concreta de la proteína PAc (rPAc) con proteínas de flagelina recombinante de la Escherichia coli (E. Coli). Ambas sustancias actúan protegiendo los dientes del Streptococcus mutans, una de las bacterias que están asociadas a la aparición de la placa bacteriana y, con ella, el posible desarrollo de caries.

Yan Huimin, autor principal del estudio, ha explicado junto con sus compañeros que todavía faltan por realizar ensayos en seres humanos para comprobar si este fármaco protege de la misma manera a las personas, ya que, de ser así, podrían reducirse las cifras tan altas de caries entre la población –sobre todo la infantil–, que además denotan un abuso de los alimentos azucarados y una deficiente higiene bucal.

Sigue leyendo

Tendencias