Connect with us

Comunidad

La hiperinflación acelera la dolarización de Venezuela

Publicado

on

El caos económico y la hiperinflación están produciendo la brusca aceleración de la dolarización en Venezuela. La circunstancia ya no es circunstancial y ha penetrado los filamentos de la economía. En el país sudamericano ya se cobran habitualmente en divisa estadounidense las consultas médicas y odontológicas privadas, los seguros, los servicios turísticos, los electrodomésticos y las cocinas, los inmuebles, las cuentas del restaurante, la educación privada. Incluso las actividades comerciales menores, como las visitas a la peluquería, las compras en el mercado y los traslados en transporte. En muchos casos, las ventas se ofrecen en dólares “o en bolívares, de acuerdo a la tasa oficial del día”.    

La dolarización de la economía venezolana divide al país en dos tipos de ciudadanos: los que tienen dólares y los que no los tienen. Los primeros sobreviven, los segundos malviven. El salario mínimo en la Venezuela de Nicolás Maduro es uno de los más bajos de América: 7,5 dólares al mes. La tasa anual de inflación hasta lo que va de 2019, es, según los cálculos más conservadores, de 1.500%. Las personas que cobran remuneraciones únicamente en bolívares tienen que depender de los subsidios oficiales.

La expansión del dólar como segunda moneda es tolerada por el Gobierno de Nicolás Maduro, pero se encuentra en un limbo. La administración, quebrada y sancionada internacionalmente,  al estar sedienta de divisas y de recursos, y sin política antinflacionaria, ha desregulado al máximo las transacciones cambiarias y reducido los aranceles para poder respirar. Muchas empresas grandes y medianas ya ofrecen remuneraciones totales, o bonos complementarios, en dólares, y los empresarios ya pueden importar productos sujetos al dólar. 

Esta circunstancia ha aliviado en mucho la escasez de bienes en el país y ha hecho emerger los llamados “bodegones”, que en Cuba se llamaron diplotiendas, expendios de productos importados vendidos a un alto valor en moneda estadounidense, que son usados por los sectores acomodados de la población. Hace poco, el Tribunal Supremo de Justicia emitió una resolución en la cual se autoriza el pago de alquileres en dólares para residencias y locales comerciales, una práctica que ya estaba muy extendida. Casi inmediatamente, el Banco Central de Venezuela oficializó la dolarización de la cartera de créditos de la banca comercial. 

“En promedio, de acuerdo a los estudios, las familias venezolanas perciben, por concepto de remesas o pagos complementarios, unos 90 dólares al mes”, afirma Leonardo Vera, economista y profesor titular de la Universidad Central de Venezuela. “Son 3,4 millones de familias; en total más de 13 millones de personas”. Según los estudios de la firma Consultores 21, el 40% de la población ha manifestado tener ingresos en dólares. La firma Ecoanalítica tiene un estudio con datos muy similares. En la zona occidental del país, la más maltratada por el colapso chavista, o en ciudades turísticas como Puerto la Cruz y las islas de Los Roques y Margarita, el promedio de la dolarización pasa del 50%. 

Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, afirma que el tránsito al uso del dólar constituye un recurso natural de la población para defenderse de la hiperinflación, proteger patrimonio y simplificar las operaciones económicas, en un contexto en el cual “por defecto”, el Gobierno de Maduro estimula su presencia para lograr algo de estabilidad. “El bolívar pierde valor todos los días y como unidad de cuenta no sirve. El dólar tiene muchos años funcionando como una referencia de protección de patrimonio en Venezuela”.

Los ingresos en dólares no salvan a nadie de los estragos de la hiperinflación, que devoran los ingresos del venezolano, incluso si ganan en dólares. José Manuel Puente, profesor de la Universidad de Oxford, explica que el dólar “se aprecia” todos los días, puesto que “el punto de equilibrio real” es de 35.000 bolívares por unidad y en los mercados se ubica en 20.000. “Lo que ha ocurrido es que Maduro renunció a tener soberanía monetaria y la ha delegado a Estados Unidos”, afirma. En enero de 2019, 100 dólares era una cantidad de dinero suficiente en Venezuela para los gastos de un mes. Hoy, 100 dólares apenas duran de cinco o seis días

“En Venezuela hay un rezago cambiario notorio, una brecha entre la velocidad con la que suben los precios en el mercado interno respecto a la velocidad con la cual se deprecia el dólar”, afirma Oliveros. “Eso ocurre en una economía dual como esta, con el aparato productivo destruido, problemas graves de corrupción y colapso de servicios. Es lo que coloquialmente la gente está llamando “inflación de dólar” ”.

“El Gobierno de Maduro no tiene como parar esta migración al dólar para protegerse”, afirma el economista Leonardo Vera. “De hecho, va a costar mucho que el país pueda regresar a la normalidad monetaria y librarse de la influencia del dólar una vez que se concrete la transición a la democracia”.

Comunidad

¿Se debe priorizar la enseñanza pública sobre la concertada?

Publicado

on

¿Deben las Administraciones primar la enseñanza pública sobre la concertada? Algunos Gobiernos autonómicos, como el valenciano, defienden que en un contexto de recursos limitados la Administración debe priorizar la enseñanza pública, y la concertada cumplir una función subsidiaria: cubrir la demanda allí donde la pública primera no llega, de modo que no se dupliquen centros escolares sostenidos con fondos públicos. La red concertada valenciana rechaza esa visión, que se ha concretado en la eliminación selectiva de algunos conciertos, y la ha recurrido ante los tribunales, que le han dado inicialmente la razón, aunque la Generalitat ha recurrido al Supremo, que todavía no ha resuelto.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha abierto también un debate en torno a la enseñanza concertada al afirmar que «el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o a elegir un centro educativo» no está reconocido en la Constitución, y que así lo han confirmado medio centenar de sentencias del Tribunal Constitucional. Una conclusión que rechaza la red concertada, la jerarquía católica y partidos como el PP y Ciudadanos.

Sigue leyendo

Comunidad

GOOGLE CONFIRMA LO QUE YA SABÍAMOS: LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE ES TENDENCIA

Publicado

on

El 74% de los hogares españoles considera que seguir una dieta sana es importante, el 42% ha comprado productos bio o eco en los últimos meses y el 7,8% de la población mayor de 18 años es veggie. Son algunos de los datos incluido en el informe ‘Healthy Food & Brands’ elaborado por Google a partir de los resultados de su buscador, una encuesta entre 2.500 personas realizada por su división Survey y datos de Kantar Worldpanel y Lantern.

Google se ha centrado en el análisis de las búsquedas relacionadas con tres categorías en concreto: healthy/bio u orgánico (incluyendo aquellos alimentos considerados sanos por ser bajos en grasa y azúcar y no contener componentes artificiales o no haber sido genéticamente modificados), celíaco (aquellos que no contienen trigo o derivan de él) y veggie o vegetariano (donde se incluyen todos los alimentos que no contienen carne, pescado o algún derivado animal).

Estos son otros de sus datos:

  • Las búsquedas en referencia a la alimentación sana han aumentado un 22% en 2019 con respecto al año anterior y crecen dos veces más rápido que las búsquedas sobre comida en general. 
  • El 63% de las personas interesadas en estos temas son mujeres y el 38% tienen entre 18 y 35 años.
  • La diferencia más significativa la marca, sin embargo, no la marca el género o la edad, sino el hecho de tener o no hijos: el 72% no los tiene, frente al 28% que sí son padres  madres.
  • El 62% de la gente que siente interés por seguir alguna dieta saludable no tiene, en realidad, motivos especiales que le obliguen a ello, más allá del interés que deberíamos sentir todos.
  • Los encuestados que siguen algunas de estas dietas lo hacen en mayor medida por seguir unos hábitos de vida más saludables.
  • La mayoría de las búsquedas son genéricas e incluyen términos como ‘recetas vegetarianas’, ‘cenas saludables’, ‘probióticos’ ‘dieta alcalina’, ‘dieta cetogénica’ o ‘gluten free’. Solo el 7% de las búsquedas incluyen el nombre de alguna marca.
  • Los consumidores se fijan seis veces más en la calidad de este tipo de productos que en su marca. Es decir, que, en este ámbito en concreto, anteponen con creces la calidad y el  precio a la reputación de la marca.
  • La demanda presenta cierta estacionalidad, siendo enero y mayo los meses en los que se producen más búsquedas.
  • Madrid (28%) y Cataluña (25%) son las regiones donde se hacen más búsquedas en Google relacionadas con los términos healthy, celiaco o veggie . Otras como Baleares o la costa mediterránea apenas suponen un 5% de ellas
  • El 70% se hace desde un smartphone.
Sigue leyendo

Comunidad

Diez consejos para enseñar a ahorrar a los más pequeños

Publicado

on

Los jóvenes de entre 18 y 25 años ahorran para hacer crecer su capital (33%), financiarse los estudios (22%) y para cubrir posibles imprevistos (20%), según datos del Barómetro del Ahorro del 2019 del BBVA. Una buena educación financiera es clave para el ahorro y una sociedad analfabeta en este sentido tiene un efecto perjudicial para sí misma y para la economía de un país. «Varios estudios demuestran que una mejora en la formación financiera de la población mejora el comportamiento en aspectos como el ahorro, la planificación de la jubilación, la adquisición de productos financieros de inversión o la selección de créditos, hipotecas o refinanciaciones», explica Elisabet Ruiz-Dotras, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC. Para la experta, la manera de entender el dinero y de relacionarnos con él responde a el que las personas de referencia nos han trasladado a lo largo de la vida, principalmente padres y profesores.

«La educación financiera debe comenzar en la familia y debe continuar en las escuelas, y debería seguir en la universidad, porque nos relacionamos con el dinero constantemente. Tal como se enseña a reciclar o una dieta sana y equilibrada, también se debería enseñar el valor del dinero, las diferentes monedas y qué son el ahorro y la inversión», considera Ruiz-Dotras.

Consejos para las nuevas generaciones

Ahorrar con una hucha. «Es bueno que desde pequeños los niños aprendan a ahorrar, un buen regalo es una hucha», detalla la experta. Se considera útil que desde pequeños se socialicen con conceptos y nomenclaturas financieras, y que hacia los 6 o 7 años empiecen a desarrollar hábitos.

Recompensar el esfuerzo. Aprender que detrás de un valor monetario hay un esfuerzo, es importante. Es bueno enseñarles a ahorrar remunerándolos con lo que puntualmente represente un esfuerzo para ellos. «No se trata de dar dinero porque sí, han de aprender a valorarlo», explica Ruiz-Dotras.

Contar dinero. Según Ruiz-Dotras, es importante enseñarles a contar el dinero de la hucha para que sepan el valor que tiene. El hecho de tener el dinero en metálico ayuda cuando son pequeños a entenderlo mejor y tomar consciencia del dinero.

Abrir una cuenta de ahorro. «Cuando son algo más mayores, es bueno tener una cuenta de ahorro y que los jóvenes entiendan que detrás de este dinero hay un esfuerzo», afirma, aunque añade que «también puede ser un regalo en ocasiones especiales». Según datos de los boletines Pisa in Focus de 2017, en España los estudiantes que disponen de una cuenta bancaria tienen un mejor rendimiento en alfabetización financiera (con una puntuación de más de 20 puntos) que los estudiantes de estatus socioeconómico similar que no tienen una cuenta bancaria.

Hablar del valor temporal del dinero. Tienen que entender que a más largo plazo puede haber más rendimiento. «Los pequeños y los no tan pequeños a menudo son impacientes y prefieren una unidad hoy de lo que más les gusta que dos unidades mañana. Los jóvenes y los no tan jóvenes deben aprender a tener paciencia cuando hablamos de dinero», explica Ruiz-Dotras. Según la experta, a menudo las personas cuando ven que algún producto financiero pierde dinero, lo cancelan enseguida en lugar de esperar, aunque quizá sería lo mejor. Este aspecto es importante principalmente para las nuevas generaciones que están acostumbradas a la inmediatez.

Entender para qué sirven los ahorros. «Si quieren algo especial es importante que hagan uso de ese dinero; es contraproducente comprarles todo lo que quieren porque entonces no dan ningún valor al dinero ni hacen ningún esfuerzo para obtenerlo, y, a la larga, de más mayores, esto les puede llevar al hábito de gastarse todo el dinero», afirma.

Hacerlos partícipes del hábito de ahorro en casa y en la escuela. La socialización primaria es importante para tener un buen ejemplo, y el entorno educativo y el hogar son buenos lugares. Ruiz-Dotras recomienda que los padres expliquen a los hijos cómo ahorran, del mismo modo que en la escuela puede haber una hucha donde puedan ahorrar y usen dinero de juguete.

Buscar maneras creativas para «ganar» dinero. En las escuelas, principalmente cuando se estudian matemáticas, es importante trabajar ejemplos en los que se sume o se gane dinero en lugar de perderlo. «Deesta manera se empieza a programar la mente de manera positiva con respecto al dinero», explica.

Entender qué conlleva una mala gestión del dinero. «Los padres deben ayudarlos a entender que un mal uso del dinero hace que no se tenga cuando se necesita», explica. Una opción es tener un teléfono de prepago para que gestionen el uso del dinero a medida que consumen minutos sabiendo que les ha de durar un mes. Para Ruiz-Dotras es importante porque cada vez más se paga digitalmente, solo un 39 % de los españoles opta por pagar en metálico sus compras y los mileniales hacen el 80 % de los pagos con tarjeta. «Este fenómeno contribuye a que se pierda la conciencia del dinero y de su valor porque dejemos de tocarlo, y por tanto es positivo buscar maneras alternativas para desarrollar esta conciencia», afirma.

Ganarse la paga, no regalarla. «Si se opta por dar un importe cada semana a los jóvenes, este importe debe ser a cambio de algún esfuerzo, no es bueno que sea sin motivo», advierte Ruiz-Dotras. Sin embargo, según el informe PISA de 2017, el 80 % de los estudiantes conseguía dinero en forma de regalos. «Los adultos conseguimos una remuneración a cambio de un trabajo y eso también lo deben aprender los jóvenes», explica Ruiz-Dotras. Es importante enseñarles a administrar ese dinero a lo largo de la semana, a ahorrar por si se necesita más adelante, y, en caso de que se les hayan acabado los ahorros, se les puede ofrecer un “préstamo familiar” que tengan que ir volviendo. «De este modo se comienza a conocer el lenguaje financiero», considera Ruiz-Dotras, también investigadora del grupo de investigación DigiBiz de la UOC.

Sigue leyendo

Tendencias