Connect with us

Comunidad

La diferencia entre enseñar a convivir y adoctrinar en el aula

Publicado

on


La mejora de la convivencia en los centros educativos es una prioridad. Dudo de que a ningún padre le quede un solo resquicio de duda sobre la importancia de actuar contra el acoso escolar o bullying, más hoy, con la ubicuidad y capacidad de difusión que alcanzan estos actos gracias a internet y a las redes sociales. Para lograr un clima sano en los centros escolares es necesario conocer las razones por las que suceden los casos de acoso, conocer a las víctimas y a los agresores, y enseñar a respetar a todos mediante la tolerancia, la empatía y el respeto. Pero el personal docente no puede quedarse solo en esta tarea. Las familias debemos ayudarlos y, por supuesto, no boicotearlos.

Teniendo en cuenta que el colectivo LGTBi es uno de los más afectados por el acoso escolar, es totalmente necesario que tenga el protagonismo que merece. Hace ya cuatro años que el ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad editó la guía titulada “Abrazar la diversidad: propuestas para una educación libre de acoso homofóbico y transfóbico” a la cual recomiendo recurrir, tanto si se es profesor, o también padre o estudiante. Tal y como recoge la introducción, ser gay, lesbiana o trans o ser considerado como tal incrementa el riesgo de ser víctima de acoso escolar. No podemos pues cerrar los ojos a la realidad.

Todo caso de bullying es doloroso, sobre todo para las víctimas. Pero también hay que poner el foco en los acosadores. Ninguno querríamos estar en el lugar de los padres de estos chicos o chicas por la sensación de fracaso que puede producir al progenitor el comportamiento de su hijo. Sin embargo, tampoco podemos dejarlos solos. Debemos darles herramientas para solucionar la situación y también hacerles entender que su implicación es vital para resolverla. Igualmente, todos debemos comprender que no habrá solución posible si no apoyamos la labor educativa.

La formación en los valores constitucionales de la convivencia, la igualdad, el respeto y la no discriminación no puede ser confundida nunca con el adoctrinamiento, como algunos insinúan. Esta formación, al contrario, es clave para que no seamos padres de víctimas, ni tampoco de acosadores, ni siquiera padres de observadores pasivos. Tenemos que corresponsabilizarnos para que sepamos estar del lado de nuestros hijos, para atajar de frente sus comportamientos nocivos cuando haya que hacerlo o enseñarles a reaccionar y a convertirse en personas empáticas y colaborativas.

Sé que hay temas tabú, sé que a las familias a veces nos cuesta hablar de ciertos temas, y que, dependiendo de la ideología de cada uno, se evita hablar de algunas cosas o, simplemente, se ignoran. Si las redes sociales desempeñan un papel clave en la virulencia del acoso escolar, impidiendo que la víctima tenga un refugio -ni siquiera en su propia casa-, también lo juegan la desinformación y la falta de educación en valores de nuestros chicos y chicas. Que no lo tratemos en casa no quiere decir que sea desconocido para ellos.

Una supuesta carencia de educación en las escuelas o en el hogar no impide que nuestros adolescentes y preadolescentes traten de informarse sobre aquello que les produce curiosidad. Aún sin buscarlo, están expuestos o reciben videos cuyos contenidos serán, con muy alta probabilidad erróneos, desde un punto de vista educativo. Contenidos que no les van a transmitir valores que les ayuden a convivir con sus compañeros y profesores. Por eso, es fundamental que no dejemos su educación en manos de YouTube, Instagram o Tik-Tok, sino que sean profesionales los que se encarguen de ello, y junto a ellos, los padres y madres.

La diversidad es bonita, no es una amenaza, sino una fuente de riqueza, una mina de oportunidades para educar a nuestros hijos en valores de tolerancia, respeto y empatía. Y así tenemos que verlo y entenderlo todos los miembros de la comunidad educativa. En esto debemos de ser una piña. No se pueden combatir los prejuicios si una parte de la comunidad se evade de su responsabilidad. Aún queda mucho por hacer para acabar con el acoso, que no solo se ceba con los jóvenes del colectivo LGTBi, también con los alumnos de altas capacidades, con los que presentan alguna discapacidad o, simplemente, con aquellos que no entran en la norma que el niño, niña o adolescente de turno decide en ese momento.

Y por si a alguien le queda alguna duda, la actual ley de educación (LOMCE) dedica un artículo, el 124, a las normas de organización, funcionamiento y convivencia, en el que se deja claro la obligatoriedad de que los centros educativos elaboren un plan de convivencia. Este plan debe prestar una especial atención a la prevención de la violencia de género y a la realización de actuaciones que promuevan la igualdad y la no discriminación. Así que nuestros docentes tienen la obligación tanto moral como administrativa de trabajar por la mejora de la convivencia como objetivo marcado por la ley. Las familias, en correspondencia, no podemos ser menos. Educar para garantizar la libertad y la convivencia no es adoctrinar.


Comunidad

¿Se debe priorizar la enseñanza pública sobre la concertada?

Publicado

on

¿Deben las Administraciones primar la enseñanza pública sobre la concertada? Algunos Gobiernos autonómicos, como el valenciano, defienden que en un contexto de recursos limitados la Administración debe priorizar la enseñanza pública, y la concertada cumplir una función subsidiaria: cubrir la demanda allí donde la pública primera no llega, de modo que no se dupliquen centros escolares sostenidos con fondos públicos. La red concertada valenciana rechaza esa visión, que se ha concretado en la eliminación selectiva de algunos conciertos, y la ha recurrido ante los tribunales, que le han dado inicialmente la razón, aunque la Generalitat ha recurrido al Supremo, que todavía no ha resuelto.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha abierto también un debate en torno a la enseñanza concertada al afirmar que «el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o a elegir un centro educativo» no está reconocido en la Constitución, y que así lo han confirmado medio centenar de sentencias del Tribunal Constitucional. Una conclusión que rechaza la red concertada, la jerarquía católica y partidos como el PP y Ciudadanos.

Sigue leyendo

Comunidad

GOOGLE CONFIRMA LO QUE YA SABÍAMOS: LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE ES TENDENCIA

Publicado

on

El 74% de los hogares españoles considera que seguir una dieta sana es importante, el 42% ha comprado productos bio o eco en los últimos meses y el 7,8% de la población mayor de 18 años es veggie. Son algunos de los datos incluido en el informe ‘Healthy Food & Brands’ elaborado por Google a partir de los resultados de su buscador, una encuesta entre 2.500 personas realizada por su división Survey y datos de Kantar Worldpanel y Lantern.

Google se ha centrado en el análisis de las búsquedas relacionadas con tres categorías en concreto: healthy/bio u orgánico (incluyendo aquellos alimentos considerados sanos por ser bajos en grasa y azúcar y no contener componentes artificiales o no haber sido genéticamente modificados), celíaco (aquellos que no contienen trigo o derivan de él) y veggie o vegetariano (donde se incluyen todos los alimentos que no contienen carne, pescado o algún derivado animal).

Estos son otros de sus datos:

  • Las búsquedas en referencia a la alimentación sana han aumentado un 22% en 2019 con respecto al año anterior y crecen dos veces más rápido que las búsquedas sobre comida en general. 
  • El 63% de las personas interesadas en estos temas son mujeres y el 38% tienen entre 18 y 35 años.
  • La diferencia más significativa la marca, sin embargo, no la marca el género o la edad, sino el hecho de tener o no hijos: el 72% no los tiene, frente al 28% que sí son padres  madres.
  • El 62% de la gente que siente interés por seguir alguna dieta saludable no tiene, en realidad, motivos especiales que le obliguen a ello, más allá del interés que deberíamos sentir todos.
  • Los encuestados que siguen algunas de estas dietas lo hacen en mayor medida por seguir unos hábitos de vida más saludables.
  • La mayoría de las búsquedas son genéricas e incluyen términos como ‘recetas vegetarianas’, ‘cenas saludables’, ‘probióticos’ ‘dieta alcalina’, ‘dieta cetogénica’ o ‘gluten free’. Solo el 7% de las búsquedas incluyen el nombre de alguna marca.
  • Los consumidores se fijan seis veces más en la calidad de este tipo de productos que en su marca. Es decir, que, en este ámbito en concreto, anteponen con creces la calidad y el  precio a la reputación de la marca.
  • La demanda presenta cierta estacionalidad, siendo enero y mayo los meses en los que se producen más búsquedas.
  • Madrid (28%) y Cataluña (25%) son las regiones donde se hacen más búsquedas en Google relacionadas con los términos healthy, celiaco o veggie . Otras como Baleares o la costa mediterránea apenas suponen un 5% de ellas
  • El 70% se hace desde un smartphone.
Sigue leyendo

Comunidad

Diez consejos para enseñar a ahorrar a los más pequeños

Publicado

on

Los jóvenes de entre 18 y 25 años ahorran para hacer crecer su capital (33%), financiarse los estudios (22%) y para cubrir posibles imprevistos (20%), según datos del Barómetro del Ahorro del 2019 del BBVA. Una buena educación financiera es clave para el ahorro y una sociedad analfabeta en este sentido tiene un efecto perjudicial para sí misma y para la economía de un país. «Varios estudios demuestran que una mejora en la formación financiera de la población mejora el comportamiento en aspectos como el ahorro, la planificación de la jubilación, la adquisición de productos financieros de inversión o la selección de créditos, hipotecas o refinanciaciones», explica Elisabet Ruiz-Dotras, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC. Para la experta, la manera de entender el dinero y de relacionarnos con él responde a el que las personas de referencia nos han trasladado a lo largo de la vida, principalmente padres y profesores.

«La educación financiera debe comenzar en la familia y debe continuar en las escuelas, y debería seguir en la universidad, porque nos relacionamos con el dinero constantemente. Tal como se enseña a reciclar o una dieta sana y equilibrada, también se debería enseñar el valor del dinero, las diferentes monedas y qué son el ahorro y la inversión», considera Ruiz-Dotras.

Consejos para las nuevas generaciones

Ahorrar con una hucha. «Es bueno que desde pequeños los niños aprendan a ahorrar, un buen regalo es una hucha», detalla la experta. Se considera útil que desde pequeños se socialicen con conceptos y nomenclaturas financieras, y que hacia los 6 o 7 años empiecen a desarrollar hábitos.

Recompensar el esfuerzo. Aprender que detrás de un valor monetario hay un esfuerzo, es importante. Es bueno enseñarles a ahorrar remunerándolos con lo que puntualmente represente un esfuerzo para ellos. «No se trata de dar dinero porque sí, han de aprender a valorarlo», explica Ruiz-Dotras.

Contar dinero. Según Ruiz-Dotras, es importante enseñarles a contar el dinero de la hucha para que sepan el valor que tiene. El hecho de tener el dinero en metálico ayuda cuando son pequeños a entenderlo mejor y tomar consciencia del dinero.

Abrir una cuenta de ahorro. «Cuando son algo más mayores, es bueno tener una cuenta de ahorro y que los jóvenes entiendan que detrás de este dinero hay un esfuerzo», afirma, aunque añade que «también puede ser un regalo en ocasiones especiales». Según datos de los boletines Pisa in Focus de 2017, en España los estudiantes que disponen de una cuenta bancaria tienen un mejor rendimiento en alfabetización financiera (con una puntuación de más de 20 puntos) que los estudiantes de estatus socioeconómico similar que no tienen una cuenta bancaria.

Hablar del valor temporal del dinero. Tienen que entender que a más largo plazo puede haber más rendimiento. «Los pequeños y los no tan pequeños a menudo son impacientes y prefieren una unidad hoy de lo que más les gusta que dos unidades mañana. Los jóvenes y los no tan jóvenes deben aprender a tener paciencia cuando hablamos de dinero», explica Ruiz-Dotras. Según la experta, a menudo las personas cuando ven que algún producto financiero pierde dinero, lo cancelan enseguida en lugar de esperar, aunque quizá sería lo mejor. Este aspecto es importante principalmente para las nuevas generaciones que están acostumbradas a la inmediatez.

Entender para qué sirven los ahorros. «Si quieren algo especial es importante que hagan uso de ese dinero; es contraproducente comprarles todo lo que quieren porque entonces no dan ningún valor al dinero ni hacen ningún esfuerzo para obtenerlo, y, a la larga, de más mayores, esto les puede llevar al hábito de gastarse todo el dinero», afirma.

Hacerlos partícipes del hábito de ahorro en casa y en la escuela. La socialización primaria es importante para tener un buen ejemplo, y el entorno educativo y el hogar son buenos lugares. Ruiz-Dotras recomienda que los padres expliquen a los hijos cómo ahorran, del mismo modo que en la escuela puede haber una hucha donde puedan ahorrar y usen dinero de juguete.

Buscar maneras creativas para «ganar» dinero. En las escuelas, principalmente cuando se estudian matemáticas, es importante trabajar ejemplos en los que se sume o se gane dinero en lugar de perderlo. «Deesta manera se empieza a programar la mente de manera positiva con respecto al dinero», explica.

Entender qué conlleva una mala gestión del dinero. «Los padres deben ayudarlos a entender que un mal uso del dinero hace que no se tenga cuando se necesita», explica. Una opción es tener un teléfono de prepago para que gestionen el uso del dinero a medida que consumen minutos sabiendo que les ha de durar un mes. Para Ruiz-Dotras es importante porque cada vez más se paga digitalmente, solo un 39 % de los españoles opta por pagar en metálico sus compras y los mileniales hacen el 80 % de los pagos con tarjeta. «Este fenómeno contribuye a que se pierda la conciencia del dinero y de su valor porque dejemos de tocarlo, y por tanto es positivo buscar maneras alternativas para desarrollar esta conciencia», afirma.

Ganarse la paga, no regalarla. «Si se opta por dar un importe cada semana a los jóvenes, este importe debe ser a cambio de algún esfuerzo, no es bueno que sea sin motivo», advierte Ruiz-Dotras. Sin embargo, según el informe PISA de 2017, el 80 % de los estudiantes conseguía dinero en forma de regalos. «Los adultos conseguimos una remuneración a cambio de un trabajo y eso también lo deben aprender los jóvenes», explica Ruiz-Dotras. Es importante enseñarles a administrar ese dinero a lo largo de la semana, a ahorrar por si se necesita más adelante, y, en caso de que se les hayan acabado los ahorros, se les puede ofrecer un “préstamo familiar” que tengan que ir volviendo. «De este modo se comienza a conocer el lenguaje financiero», considera Ruiz-Dotras, también investigadora del grupo de investigación DigiBiz de la UOC.

Sigue leyendo

Tendencias