Connect with us

Comunidad

Hay mucho en juego en la guerra de cibermonedas

Avatar

Publicado

on

Cuando el primer ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, declaró hace poco ante el Congreso de Estados Unidos que este país no tiene un monopolio de la regulación de la próxima generación de tecnologías de pago, no estaba del todo errado. Zuckerberg quiso dar a entender que, guste o no Libra, la (pseudo) criptomoneda que propone Facebook, en pocos meses puede haber una moneda digital con ambiciones globales manejada por el Estado chino, y es probable que esa moneda nos guste todavía menos.

Tal vez Zuckerberg exageró al sugerir que el inminente ascenso de una moneda digital china puede debilitar el dominio general que tiene el dólar sobre el comercio y las finanzas internacionales (al menos la gran parte que es legal y que está gravada y regulada). De hecho, las autoridades estadounidenses tienen un poder inmenso no solo sobre entidades locales sino también sobre cualquier firma financiera que necesite acceso a los mercados del dólar, algo que para su pesar aprendió Europa hace poco cuando Estados Unidos impuso duras restricciones a los bancos europeos en las transacciones con Irán.

La profundidad y liquidez de los mercados financieros de Estados Unidos, la solidez de sus instituciones y el Estado de Derecho prevalecerán por mucho tiempo sobre los intentos chinos de conseguir el dominio monetario. Los gravosos controles de capitales que aplica China, sus límites a la tenencia extranjera de bonos y acciones, y la opacidad general de su sistema financiero dejan al yuan a muchas décadas de distancia para suplantar al dólar en la economía mundial legal.

Pero el control de la economía subterránea es otra cosa. El volumen mundial de esta economía (que incluye ante todo la evasión fiscal y diversas actividades delictivas, pero también el terrorismo) es mucho menor que el de la economía legal (tal vez, la quinta parte), pero no deja de ser muy importante. La cuestión aquí no es tanto qué moneda domina, sino cómo minimizar los efectos adversos. Y una moneda digital china de amplio uso y con respaldo estatal puede sin duda tener repercusiones, especialmente en áreas donde los intereses de China no coincidan con los de Occidente.

En principio, a una moneda digital regulada por Estados Unidos se le puede exigir que sus transacciones sean rastreables por parte de las autoridades estadounidenses, de modo que si Corea del Norte la usara para contratar a físicos nucleares rusos, o Irán para financiar actividades terroristas, correrían alto riesgo de que las transacciones fueran descubiertas y tal vez incluso bloqueadas. Pero tratándose de una moneda digital de procedencia china, Estados Unidos tendría muchos menos instrumentos a su disposición. Las autoridades occidentales podrían prohibirla en última instancia, pero eso no impediría su uso en muchas partes de África, América Latina y Asia, lo que a su vez podría generar cierta demanda subterránea, incluso en Estados Unidos y Europa.

¿No pueden cumplir la misma función las criptomonedas ya creadas, como el bitcoin? De hecho, la cumplen en un grado muy limitado. Pero en todo el mundo las autoridades tienen inmensos incentivos para poner límites a las criptomonedas, mediante una marcada restricción de su uso en bancos y comercios minoristas. Esas restricciones restan liquidez a las criptomonedas actuales y, en definitiva, reducen considerablemente su valor subyacente fundamental. Pero no ocurriría lo mismo con un yuan digital chino, que podría gastarse fácilmente en una de las dos economías más grandes del mundo. Es verdad que la futura moneda digital china usará casi seguramente tecnología de cadena de bloques (blockchain) con “permisos”, de modo que una cámara compensadora central dará al Gobierno chino control de todo lo que suceda con esa moneda. Aunque no a Estados Unidos.

La criptomoneda Libra de Facebook también usa permisos, en este caso, bajo los auspicios de las autoridades suizas. Es indudable que será mucho más fácil cooperar con Suiza (sede de registro oficial de Libra) que con China, pese a la larga tradición suiza de otorgar privacidad a las transacciones financieras, especialmente en lo referido a la evasión fiscal.

Además, el hecho de que Libra esté atada al dólar amplía la capacidad de las autoridades estadounidenses para supervisarla, ya que en la actualidad todas las transacciones con dólares se liquidan a través de entidades reguladas por Estados Unidos. Sin embargo, como gran parte de la funcionalidad de Libra se puede duplicar con instrumentos financieros tradicionales, cuesta verle una base importante de demanda, excepto por parte de personas interesadas en pasar inadvertidas. A menos que las monedas patrocinadas por empresas tecnológicas ofrezcan una tecnología realmente superior (y esto dista de ser obvio) deberían ser reguladas igual que todo el mundo.

Libra alentó a los bancos centrales de muchas economías avanzadas a acelerar programas para la provisión más amplia de monedas digitales minoristas. Y ojalá sirva para reforzar sus intentos de mejorar la inclusión financiera. Pero esta batalla no es solo por las ganancias derivadas de la emisión de moneda; en última instancia, es por la capacidad del Estado para regular y gravar la economía en general, y por la capacidad del Gobierno estadounidense para usar el papel mundial del dólar como instrumento de política internacional.

Hoy Estados Unidos tiene en vigor sanciones financieras contra 12 países. Turquía estuvo brevemente en este grupo el mes pasado después de la invasión a territorio kurdo en Siria, pero las sanciones se anularon poco después. Las aplicadas a Rusia se mantienen desde hace cinco años.

Así como la tecnología transformó los medios, la política y los negocios, está a punto de provocar una disrupción similar en la capacidad de Estados Unidos para aprovechar la confianza en su moneda como instrumento de sus más amplios intereses nacionales. Es probable que Libra no sea la respuesta a la inminente disrupción que suponen monedas digitales con respaldo estatal procedentes de China y otros lugares. Pero si no lo es, los Gobiernos occidentales deben comenzar a pensar una respuesta ya, antes de que sea demasiado tarde.

Comunidad

Amazon: cuál es el negocio con el que el gigante tecnológico hace más dinero

Avatar

Publicado

on

Por

Quizás Andy Jassy no es tan famoso como su jefe, Jeff Bezos, pero lo cierto es que dirige la que parece ser la división más importante del imperio de Amazon.

Amazon Web Services (AWS) vende almacenamiento y procesamiento de datos a compañías que no quieren tener el dolor de cabeza que significa manejar sus propias infraestructuras de tecnología informática.

Es un negocio conocido como computación en la nube o cloud computing y existe desde hace apenas 10 o 15 años.

Es un área en expansión que en el último trimestre le trajo a Amazon el 70% de sus ganancias.

En una entrevista con la BBC, Jassy explicó que la división comenzó con start-ups como Airbnb, Deliveroo y Pinterest, pero que recientemente empezaron a recurrir a ella firmas más establecidas.

A pesar del éxito, el negocio está enfrentando ciertos desafíos. Uno de ellos es una feroz competencia de Microsoft.

Tensiones con el gobierno de EE.UU.

En octubre sufrió uno de los peores golpes en ese sentido, cuando Microsoft le ganó el jugoso contrato para el desarrollo digital del Pentágono.

Eran de US$10.000 millones procedentes del Departamento de Defensa de EE.UU. para llevar a cabo el proyecto llamado Empresa Conjunta de Infraestructura de Defensa (JEDI, por sus siglas en inglés).

Ahora Amazon está apelando la decisión, argumentando que hubo interferencia de la Casa Blanca.

Pentágono
Image captionMicrosoft le ganó a Amazon el proyecto JEDI para almacenar datos del Pentágono.

En un documento hecho público en diciembre, AWS explicaba el porqué de su disconformidad.

«La cuestión es si debe permitírsele al presidente de EE.UU. usar el presupuesto del Departamento de Defensa para lograr sus propios objetivos políticos y personales», señalaba.

«Los errores del Departamento de Defensa, considerables y ubicuos, son difíciles de entender. E imposibles de analizar separadamente de la determinación del presidente, expresada en sus propias palabras, de ‘joder a Amazon'».

Durante el evento anual de AWS en Las Vegas, Jassy le dijo a la BBC que la decisión era arriesgada, ya que Amazon tiene «la mejor plataforma de infraestructura tecnológica posible».

El ejecutivo también señaló que el hecho de que el gobierno «no base» sus decisiones en «evaluaciones objetivas» establece un precedente «muy peligroso».

Al preguntarle si la decisión respecto a JEDI afectaría al futuro trato de Amazon con el gobierno, aclaró que no.

¿Pero habrá espacio para que la relación mejore?

Es poco probable, ya que el presidente Trump ha dejado claro su desagrado por Amazon.

En parte se debe a que su fundador, Jeff Bezos, también controla el diario The Washington Post, al que el presidente considera hostil hacia su figura.

Trump, Satya Nadella y Jeff Bezos
Image captionLas relaciones entre la Casa Blanca y Jeff Bezos son turbulentas.

Es más, Amazon podría enfrentar otras batallas con agencias gubernamentales estadounidenses.

La empresa también está siendo sometida a varias investigaciones sobre posibles prácticas anticompetencia.

A principios de diciembre, un informe de Bloomberg sugirió que la Comisión Federal de Comercio (FTC) estaba ampliando su indagación sobre Amazon más allá de sus operaciones de comercio electrónico para incluir a AWS.

El informe sugería que la FTC estaba investigando si AWS está discriminando a compañías que también trabajan con otros proveedores de almacenamiento en la nube, y priorizando a aquellos que trabajan exclusivamente con AWS.

Jassy, sin embargo, no quiso ahondar en este tema.

Reconocimiento facial

Otra de las cuestiones en la mira es la tecnología de reconocimiento facial de Amazon, a la que la compañía llama Rekognition.

Organismos de derechos civiles han dicho que es «quizás la tecnología de vigilancia más peligrosa que se ha desarrollado».

Su rival Google solo la usa para identificar rostros coincidentes de famosos y el presidente ejecutivo de su negocio de almacenamiento en la nube, Thomas Kurian, le dijo a la BBC que no ofrecen servicios más poderosos como Rekognitition porque en algunos países estos no son legales.

Jassy afirma que existe confusión debido a la falta de regulación a nivel federal.

Rekognition
Image captionAmazon promueve su tecnología Rekognition como una herramienta para combatir el crimen.

«Si no tienes un gobierno federal que regule algo sobre lo que la gente está debatiendo, entonces terminas con una regulación distinta por cada una de los 50 estados, incluso más a nivel municipal», afirma.

Y sugiere que el reconocimiento facial está siendo usado para hacer el bien.

«Ha reunido a niños perdidos con sus padres, ha identificado tráfico humano, ha mejorado la seguridad y los procesos de identificación… Es un valor añadido para la sociedad de diversas formas», asegura Jassy.

Y añade que en los tres años en los que lleva utilizándose, no han recibido ningún reporte de uso indebido por parte de las fuerzas del orden.

De acuerdo al ejecutivo, AWS establece directrices muy claras sobre cómo deben usarla: solo cuando la fiabilidad sea del 99% o más. E incluso en esos casos debe ser una evidencia más para una investigación llevada a cabo por humanos.

Amazon.
Image captionAmazon no solo es el gigante de las ventas por internet, sino que también proporciona plataformas de datos.

«Ofrecemos entrenamiento gratuito a los cuerpos de seguridad sobre cómo usar la tecnología de reconocimiento facial, y si se nos reportara que hay un uso indebido, algo que hasta ahora no ha pasado, les suspenderíamos del uso no solo de este servicio, sino también de la plataforma en general».

«Pero entiendo que la gente quiera tener más garantías de que eso no pueda ocurrir.Creo que el gobierno debe regular y ofrecer más directrices».

Cambio climático: ¿está la nube ayudando o entorpeciendo?

Las compañías de la nube almacenan datos en sus propios centros de datos, como lo hace Amazon.

El asunto es que estos centros de datos son devoradores de energía: consumen casi 2% de la electricidad mundial y contribuyen al 0,3% de las emisiones globales de carbono, según la revista Nature.

Ante ello, Amazon ha prometido quepara el 2024 el 80% de la energía necesaria para el funcionamiento de la empresa será renovable y para el 2030 lo será el 100%.

Y se ha comprometido a alcanzar la neutralidad de carbono para el 2040.

«El medioambiente es un asunto obviamente crítico para el futuro de nuestro planeta, y para hacerlo habitable para nuestros nietos, y Amazon ha establecido una serie de objetivos muy exigentes que no estoy seguro si has visto en otros», argumenta.

La semana pasada British Petroleum (BP) anunció que abastecería de energía renovable a los centros de datos europeos de AWS que manejan su plataforma de la nube.

AWS Re: Invent 2019
Image captionJassy afirma que trabajar con compañías petroleras está equivocado.

Pero BP y Shell son clientes de AWS, lo cual ha atraído críticas, incluso de los propios empleados de Amazon.

En abril, miles de empleados de Amazon firmaron una carta indicando que la compañía no debería trabajar con la industria petrolera.

Ante esto, Jassy argumenta que la computación en la nube no facilita las actividades que contribuyen al calentamiento global.

«Aunque los proveedores de la nube dejaran de ofrecerles el servicio a las compañías de luz y gas, eso no significa que estas dejarían de trabajar como lo hacen ahora».

Jassy señala que la computación en la nuble es más eficiente desde el punto de vista energético que la infraestructura de tecnología informática que de otra forma estarían usando las compañías de luz y gas.

«Preferimos ser parte de la solución y ayudar a que las propias compañías de luz y gas sean más eficientes y beneficiosas para el medioambiente. Y poder también invertir sustancialmente y más rápido en energías renovables y en otras invenciones de este área».

Sigue leyendo

Comunidad

Pedro del Hierro nos lleva a las montañas para festejar las navidades con estilo

Avatar

Publicado

on

Por

¿Te imaginas el plan de desconectar con el mundo, reunirte con un selecto grupo de amigos y celebrar las navidades en una cabaña? Pues bien, no es una idea muy loca que digamos, pero de que es un pretexto para relucir nuestro máximo estilo, en definitiva lo es. Para estas fechas, Pedro del Hierro quiere que nuestros looks de fiesta no se queden en la pista de baile o en la cena, sino que evolucionen a la par de nuestros planes, por ello su colección holiday nos ofrece algo que va más allá del smoking en negro.

Del clásico look que exige la rigurosa a la formalidad de una americana, Pedro del Hierro combina los esenciales del invierno con piezas elegantes, como el binomio de un suéter tejido y la camisa blanca, que resultan ser una mancuerna perfecta aún fuera de la oficina y que se acoplan a la perfección con el clima de otoño.

Pedro Del Hierro Nos Lleva A Las Montanas Para Festejar Las Navidades Con Estilo 02
Pedro Del Hierro Nos Lleva A Las Montanas Para Festejar Las Navidades Con Estilo 03

Y para después de las bebidas y las rondas de baile, las texturas en contraste siguen haciéndose presentes con suéteres de cuello alto, jerseys acanalados y chaquetas plumón que toman ligera inspiración del estilo ecuestre plasmado en looks oscuros o de tonos beige, como bienvenida al paisaje invernal que cubrirá las montañas.

Pedro Del Hierro Nos Lleva A Las Montanas Para Festejar Las Navidades Con Estilo 04

Con opciones que van más allá de la noche de copas y celebración, Pedro del Hierro lleva su colección festiva al terreno del lifestyle ofreciéndonos la propuesta de desconectar para acercarnos más.

Sigue leyendo

Comunidad

Cómo educar a tu hijo sin recurrir a los castigos

Avatar

Publicado

on

Por

Muchas veces los padres reaccionamos muy mal cuando nuestros hijos hacen algo inadecuado. Y, sin querer, ni darnos cuenta, recurrimos a un castigo que, seguramente, no estará acorde con lo que acaba de hacer el pequeño. A la hora de educarles es fundamental cambiar el concepto arcaico de castigar de forma impulsiva, según los expertos. Lo fundamental es que los padres consigan que el niño aprenda y comprenda lo que ha hecho mal.

“El menor debe conocer las consecuencias de sus actos, pero de una forma lógica”, explica Silvia Álava, psicología infantil. Normalmente, cuando nuestro hijo hace algo mal, lo primero que solemos hacer es explotar y pasar a un castigo cortante, definitivo y en un tono que el niño no comprende, con el que no aprende: “El menor no sabe de donde viene todo eso. Esa explosión. E, incluso, algunas veces puede llegar a preguntarse, ¿pero por qué me está castigando ahora?”.

“Lo fundamental es educarle en las consecuencias de sus actos”, añade la experta. Por ejemplo, “si un niño llama a su madre tonta, es preferible que se le diga que mamá necesita dos o tres minutos para pensar, que entienda que nos sentimos mal. Enseñarle que en esta situación, lo que hay que hacer es pedir perdón”.

Otro caso que cita la psicóloga es cuando nuestro hijo pierde la pelota en el colegio. “Aquí lo más adecuado, por ejemplo, para que entienda las consecuencias, es hacerle saber que tiene que cuidar sus cosas. Una manera útil es que al día siguiente vaya a objetos perdidos y si no estuviera allí el balón, decirle que hasta que sea su cumpleaños o Navidad no podrá tener una nueva”, El consejo fundamental de la experta es que antes de castigar “párate y piensa: ¿Qué es lo que ha hecho el niño? ¿cuál es el objetivo que quieres conseguir que aprenda? ¿Cómo quieres que entienda lo que ha hecho? Y de ahí reflexionar las consecuencias lógicas. Como todo, es entrenamiento”, concluye Álava.

Las consecuencias del castigo en los niños

Castigar sin justificación alguna y de forma desmedida tiene consecuencias negativas en los niños. Lorena García Vega, formadora de familias y educadora de aula, explicaba a este medio en una entrevista las 4 R del castigo que representan el efecto negativo del mismo sobre el comportamiento del niño, y estas son:

  1. Resentimiento: sentir que el castigo impuesto no es justo.
  2. Revancha: Cuando menos se lo esperen me saldré con la mía
  3. Rebeldía: Voy a hacer todo lo contrario a lo que me digan
  4. Retraimiento, quizá desde mi punto de vista la más negativa, porque conlleva dos posibles resultados. Primero, está la cobardía en cuanto no me van a volver a pillar, que no es lo mismo que no lo voy a volver a hacer, sino que lo haré cuando no me vean. La segunda, es la reducción de la autoestima, que es cuando jugamos con las emociones del niño a través del castigo, como puede ser la retirada de afecto o exagerar su mala conducta. O simplemente le hacemos sentir mal por lo que ha hecho, el niño puede llegar a pensar (mente inmadura) que es una mala persona, y considero que este pensamiento es para un niño una atrocidad. Por otro lado, el pequeño ante el castigo puede convertirse en adicto a la aprobación, convirtiéndose en una persona complaciente, y generando esto el que en un futuro pueda ser más vulnerable a las malas influencias.
Sigue leyendo

Tendencias