Connect with us

Comunidad

La desigualdad latinoamericana empieza en la escuela

Avatar

Publicado

on

Cada vez que se publica el informe PISA, todos los países incluidos corren a ver cómo han quedado en los rankings. Es normal: poco a poco PISA se ha convertido en el estándar de evaluación del rendimiento de los estudiantes. A través de exámenes estandarizados realizados a muestras representativas de alumnos de 15 años en tres áreas (matemáticas, lectura, ciencias), podemos aproximar cómo de bien o mal le va a cada país en comparación con los demás. Así, por ejemplo, sabemos que a los representantes de la Latinoamérica continental incluidos en el estudio, les va bastante peor que la media de la OCDE.

La desigualdad latinoamericana empieza en la escuela

Ninguno se acerca siquiera al punto de referencia. Algo que parece ser motivo de preocupación estos días, en tanto que la última versión de PISA se publicó el martes pasado. La preocupación es comprensible, y debe ser atendida: particularmente en casos como el de Panamá o Argentina, donde hay un desajuste significativo entre el nivel alcanzado en PISA y el PIB per capita. Pero esta pasión humana innata por rankearnos no debe ocultar un problema central en los sistemas educativos latinoamericanos. Uno que se refleja en los datos de la OCDE, y que también está ocupando debates, encabezando protestas incluso, en el continente: la desigualdad.

Los países de la región están, sencillamente, a la cola del índice de inclusión social de PISA: Perú, Chile, Colombia, Brasil, Panamá y México ocupan los últimos lugares. Costa Rica, Argentina y Uruguay están solo un poco más arriba. Y todos ellos son marcadamente menos inclusivos no sólo que la media de la OCDE, sino que la media del conjunto de los países evaluados mediante PISA.

Así que a nadie deberá sorprenderle que en todos los países latinoamericanos haya una nítida correlación entre las notas medias obtenidas de cada segmento poblacional y el estatus socioeconómico, medido por el grado de ventaja (o desventaja) con el que parte aquel alumno que viene de un hogar determinado.

La desigualdad latinoamericana empieza en la escuela

El caso de Perú es particularmente dramático, que también se encuentra a la cola del índice de inclusión social. Pero Argentina no se queda muy atrás. En estos países, un estudiante socioeconómicamente aventajado está, cuando cumple quince años, a un pequeño abismo de quienes no nacieron en hogares de alto estatus.

El propio informe PISA estima qué porcentaje de la varianza es atribuible a lo que podríamos definir como ‘factor cuna de oro’. Para todos los países, la cifra es más alta que la media de la OCDE (12%), pero de nuevo destacan Perú y Argentina, además de Panamá.

La desigualdad latinoamericana empieza en la escuela

Si una sociedad aspira a la igualdad de oportunidades, su sistema educativo debería mover ese porcentaje lo más cerca posible del cero, de manera que cualquier persona pueda alcanzar cualquier punto de la evaluación independientemente de las condiciones de partida. Claramente, eso no es lo que sucede. Las estructuras educativas latinoamericanas aquí contempladas, con la posible excepción de Chile, son reproductores de desigualdad. Y llevan años siéndolo.

Ha habido pocos cambios significativos en la distribución de las evaluaciones obtenidas por los alumnados. Y, cuando los ha habido, han sido cambios en bloque: o todos han mejorado por igual, o todos han empeorado por igual. La desigualdad persiste aquí por encima de los esfuerzos del sistema educativo para reducirla.

La desigualdad latinoamericana empieza en la escuela

La escuela es la correa de transmisión básica de todo lo bueno y malo que tiene que ofrecer la educación. Y las escuelas en Latinoamérica son notablemente disímiles entre sí. La barrera divisoria es, de nuevo, socioeconómica. Tomemos un indicador básico y accesible: la disponibilidad de material escolar. Resulta que la proporción de alumnos en escuelas cuyos directores reportaron a PISA faltas de material es notablemente mayor entre aquellos con desventaja socioeconómica.

La desigualdad latinoamericana empieza en la escuela

En este caso, a Perú lo acompaña (y lo supera) Colombia, donde las necesidades adquieren una penetración alarmante. Chile y Costa Rica son los únicos países relativamente parejos. Algo que se refleja cuando pasamos a indicadores más complejos.

Una escuela puede ser un mecanismo de segregación si incluye en su seno a un conjunto de alumnos notablemente distinto de la diversidad representada en la sociedad, o del de otras escuelas. Efectivamente, eso es lo que sucede en la mayoría de las naciones latinoamericanas aquí consideradas. En algunos casos, como (de nuevo) el peruano, el grado de segregación es astronómico.

La desigualdad latinoamericana empieza en la escuela

Es éste el único indicador en el que uno de los países del grupo sale mejor parado que la media de la OCDE: se trata de Chile. Pero todos los demás presentan un panorama que ayuda a entender las diferencias en la evaluación PISA entre alumnos según nivel socioeconómico: el sistema escolar les está separando de partida.

Si la igualdad de oportunidades es ya por sí mismo un objetivo harto complicado, se vuelve prácticamente imposible cuando existen altos grados de segregación en la red educativa. No se trata sólo de materiales, ni de calificación profesoral (aunque también: en Argentina, el porcentaje de maestros con educación post-universitaria es 15 puntos mayor para los alumnos de estrato alto). También es una cuestión de contactos y códigos culturales que se vuelven menos accesibles para aquellos que no nacieron en la parte alta de la distribución de renta. El resultado final lo vimos en los gráficos de evaluación por estrato: no sólo aquella correlaciona con éste, sino que se advierte en todas las gráficas un repunte entre el tercer y el cuarto nivel. Esa es la prima de la clase alta latinoamericana.

Porque estos países ‘aíslan’ a sus estudiantes socioeconómicamente aventajados del resto con una eficiencia casi sin parangón. Si ponemos en común la capacidad de aislar a los (simplifiquemos por un momento) ricos del resto y a hacer lo propio con los pobres del resto, resulta que Latinoamérica es más eficaz en el aislamiento de ambos que la media de la OCDE. Pero resulta también que lo es, sobre todo, cercando a los aventajados de los demás.

La desigualdad latinoamericana empieza en la escuela

Este gráfico es la versión para la educación de las galerías de fotografías aéreas que muestran barrios con tejas de metal y suelo de tierra junto a otros que guardan piscinas y mansiones entre muros. De hecho, es su reflejo y su raíz. No cabe duda de que hay que trabajar en que los países latinoamericanos asciendan en el ranking de PISA. Pero esa escalada no sólo no puede dejar a nadie atrás, sino que debe comprimir las brechas que ahora abre. Si la igualdad de oportunidades no es viable, tampoco lo es ninguno de los modelos que copan ahora los grandes debates ideológicos sobre el presente y futuro de la región. Ni el liberalismo meritocrático ni el igualitarismo tienen sentido sin este punto de partida fundamental. Así que, antes que compararse con el vecino, quien aspire sinceramente a producir cualquiera de los dos resultados (o un punto intermedio entre ambos) deberá mirar atentamente estos datos y preguntarse si acaso se dan las condiciones para alcanzar su ideal

Comunidad

Amazon: cuál es el negocio con el que el gigante tecnológico hace más dinero

Avatar

Publicado

on

Por

Quizás Andy Jassy no es tan famoso como su jefe, Jeff Bezos, pero lo cierto es que dirige la que parece ser la división más importante del imperio de Amazon.

Amazon Web Services (AWS) vende almacenamiento y procesamiento de datos a compañías que no quieren tener el dolor de cabeza que significa manejar sus propias infraestructuras de tecnología informática.

Es un negocio conocido como computación en la nube o cloud computing y existe desde hace apenas 10 o 15 años.

Es un área en expansión que en el último trimestre le trajo a Amazon el 70% de sus ganancias.

En una entrevista con la BBC, Jassy explicó que la división comenzó con start-ups como Airbnb, Deliveroo y Pinterest, pero que recientemente empezaron a recurrir a ella firmas más establecidas.

A pesar del éxito, el negocio está enfrentando ciertos desafíos. Uno de ellos es una feroz competencia de Microsoft.

Tensiones con el gobierno de EE.UU.

En octubre sufrió uno de los peores golpes en ese sentido, cuando Microsoft le ganó el jugoso contrato para el desarrollo digital del Pentágono.

Eran de US$10.000 millones procedentes del Departamento de Defensa de EE.UU. para llevar a cabo el proyecto llamado Empresa Conjunta de Infraestructura de Defensa (JEDI, por sus siglas en inglés).

Ahora Amazon está apelando la decisión, argumentando que hubo interferencia de la Casa Blanca.

Pentágono
Image captionMicrosoft le ganó a Amazon el proyecto JEDI para almacenar datos del Pentágono.

En un documento hecho público en diciembre, AWS explicaba el porqué de su disconformidad.

«La cuestión es si debe permitírsele al presidente de EE.UU. usar el presupuesto del Departamento de Defensa para lograr sus propios objetivos políticos y personales», señalaba.

«Los errores del Departamento de Defensa, considerables y ubicuos, son difíciles de entender. E imposibles de analizar separadamente de la determinación del presidente, expresada en sus propias palabras, de ‘joder a Amazon'».

Durante el evento anual de AWS en Las Vegas, Jassy le dijo a la BBC que la decisión era arriesgada, ya que Amazon tiene «la mejor plataforma de infraestructura tecnológica posible».

El ejecutivo también señaló que el hecho de que el gobierno «no base» sus decisiones en «evaluaciones objetivas» establece un precedente «muy peligroso».

Al preguntarle si la decisión respecto a JEDI afectaría al futuro trato de Amazon con el gobierno, aclaró que no.

¿Pero habrá espacio para que la relación mejore?

Es poco probable, ya que el presidente Trump ha dejado claro su desagrado por Amazon.

En parte se debe a que su fundador, Jeff Bezos, también controla el diario The Washington Post, al que el presidente considera hostil hacia su figura.

Trump, Satya Nadella y Jeff Bezos
Image captionLas relaciones entre la Casa Blanca y Jeff Bezos son turbulentas.

Es más, Amazon podría enfrentar otras batallas con agencias gubernamentales estadounidenses.

La empresa también está siendo sometida a varias investigaciones sobre posibles prácticas anticompetencia.

A principios de diciembre, un informe de Bloomberg sugirió que la Comisión Federal de Comercio (FTC) estaba ampliando su indagación sobre Amazon más allá de sus operaciones de comercio electrónico para incluir a AWS.

El informe sugería que la FTC estaba investigando si AWS está discriminando a compañías que también trabajan con otros proveedores de almacenamiento en la nube, y priorizando a aquellos que trabajan exclusivamente con AWS.

Jassy, sin embargo, no quiso ahondar en este tema.

Reconocimiento facial

Otra de las cuestiones en la mira es la tecnología de reconocimiento facial de Amazon, a la que la compañía llama Rekognition.

Organismos de derechos civiles han dicho que es «quizás la tecnología de vigilancia más peligrosa que se ha desarrollado».

Su rival Google solo la usa para identificar rostros coincidentes de famosos y el presidente ejecutivo de su negocio de almacenamiento en la nube, Thomas Kurian, le dijo a la BBC que no ofrecen servicios más poderosos como Rekognitition porque en algunos países estos no son legales.

Jassy afirma que existe confusión debido a la falta de regulación a nivel federal.

Rekognition
Image captionAmazon promueve su tecnología Rekognition como una herramienta para combatir el crimen.

«Si no tienes un gobierno federal que regule algo sobre lo que la gente está debatiendo, entonces terminas con una regulación distinta por cada una de los 50 estados, incluso más a nivel municipal», afirma.

Y sugiere que el reconocimiento facial está siendo usado para hacer el bien.

«Ha reunido a niños perdidos con sus padres, ha identificado tráfico humano, ha mejorado la seguridad y los procesos de identificación… Es un valor añadido para la sociedad de diversas formas», asegura Jassy.

Y añade que en los tres años en los que lleva utilizándose, no han recibido ningún reporte de uso indebido por parte de las fuerzas del orden.

De acuerdo al ejecutivo, AWS establece directrices muy claras sobre cómo deben usarla: solo cuando la fiabilidad sea del 99% o más. E incluso en esos casos debe ser una evidencia más para una investigación llevada a cabo por humanos.

Amazon.
Image captionAmazon no solo es el gigante de las ventas por internet, sino que también proporciona plataformas de datos.

«Ofrecemos entrenamiento gratuito a los cuerpos de seguridad sobre cómo usar la tecnología de reconocimiento facial, y si se nos reportara que hay un uso indebido, algo que hasta ahora no ha pasado, les suspenderíamos del uso no solo de este servicio, sino también de la plataforma en general».

«Pero entiendo que la gente quiera tener más garantías de que eso no pueda ocurrir.Creo que el gobierno debe regular y ofrecer más directrices».

Cambio climático: ¿está la nube ayudando o entorpeciendo?

Las compañías de la nube almacenan datos en sus propios centros de datos, como lo hace Amazon.

El asunto es que estos centros de datos son devoradores de energía: consumen casi 2% de la electricidad mundial y contribuyen al 0,3% de las emisiones globales de carbono, según la revista Nature.

Ante ello, Amazon ha prometido quepara el 2024 el 80% de la energía necesaria para el funcionamiento de la empresa será renovable y para el 2030 lo será el 100%.

Y se ha comprometido a alcanzar la neutralidad de carbono para el 2040.

«El medioambiente es un asunto obviamente crítico para el futuro de nuestro planeta, y para hacerlo habitable para nuestros nietos, y Amazon ha establecido una serie de objetivos muy exigentes que no estoy seguro si has visto en otros», argumenta.

La semana pasada British Petroleum (BP) anunció que abastecería de energía renovable a los centros de datos europeos de AWS que manejan su plataforma de la nube.

AWS Re: Invent 2019
Image captionJassy afirma que trabajar con compañías petroleras está equivocado.

Pero BP y Shell son clientes de AWS, lo cual ha atraído críticas, incluso de los propios empleados de Amazon.

En abril, miles de empleados de Amazon firmaron una carta indicando que la compañía no debería trabajar con la industria petrolera.

Ante esto, Jassy argumenta que la computación en la nube no facilita las actividades que contribuyen al calentamiento global.

«Aunque los proveedores de la nube dejaran de ofrecerles el servicio a las compañías de luz y gas, eso no significa que estas dejarían de trabajar como lo hacen ahora».

Jassy señala que la computación en la nuble es más eficiente desde el punto de vista energético que la infraestructura de tecnología informática que de otra forma estarían usando las compañías de luz y gas.

«Preferimos ser parte de la solución y ayudar a que las propias compañías de luz y gas sean más eficientes y beneficiosas para el medioambiente. Y poder también invertir sustancialmente y más rápido en energías renovables y en otras invenciones de este área».

Sigue leyendo

Comunidad

Pedro del Hierro nos lleva a las montañas para festejar las navidades con estilo

Avatar

Publicado

on

Por

¿Te imaginas el plan de desconectar con el mundo, reunirte con un selecto grupo de amigos y celebrar las navidades en una cabaña? Pues bien, no es una idea muy loca que digamos, pero de que es un pretexto para relucir nuestro máximo estilo, en definitiva lo es. Para estas fechas, Pedro del Hierro quiere que nuestros looks de fiesta no se queden en la pista de baile o en la cena, sino que evolucionen a la par de nuestros planes, por ello su colección holiday nos ofrece algo que va más allá del smoking en negro.

Del clásico look que exige la rigurosa a la formalidad de una americana, Pedro del Hierro combina los esenciales del invierno con piezas elegantes, como el binomio de un suéter tejido y la camisa blanca, que resultan ser una mancuerna perfecta aún fuera de la oficina y que se acoplan a la perfección con el clima de otoño.

Pedro Del Hierro Nos Lleva A Las Montanas Para Festejar Las Navidades Con Estilo 02
Pedro Del Hierro Nos Lleva A Las Montanas Para Festejar Las Navidades Con Estilo 03

Y para después de las bebidas y las rondas de baile, las texturas en contraste siguen haciéndose presentes con suéteres de cuello alto, jerseys acanalados y chaquetas plumón que toman ligera inspiración del estilo ecuestre plasmado en looks oscuros o de tonos beige, como bienvenida al paisaje invernal que cubrirá las montañas.

Pedro Del Hierro Nos Lleva A Las Montanas Para Festejar Las Navidades Con Estilo 04

Con opciones que van más allá de la noche de copas y celebración, Pedro del Hierro lleva su colección festiva al terreno del lifestyle ofreciéndonos la propuesta de desconectar para acercarnos más.

Sigue leyendo

Comunidad

Cómo educar a tu hijo sin recurrir a los castigos

Avatar

Publicado

on

Por

Muchas veces los padres reaccionamos muy mal cuando nuestros hijos hacen algo inadecuado. Y, sin querer, ni darnos cuenta, recurrimos a un castigo que, seguramente, no estará acorde con lo que acaba de hacer el pequeño. A la hora de educarles es fundamental cambiar el concepto arcaico de castigar de forma impulsiva, según los expertos. Lo fundamental es que los padres consigan que el niño aprenda y comprenda lo que ha hecho mal.

“El menor debe conocer las consecuencias de sus actos, pero de una forma lógica”, explica Silvia Álava, psicología infantil. Normalmente, cuando nuestro hijo hace algo mal, lo primero que solemos hacer es explotar y pasar a un castigo cortante, definitivo y en un tono que el niño no comprende, con el que no aprende: “El menor no sabe de donde viene todo eso. Esa explosión. E, incluso, algunas veces puede llegar a preguntarse, ¿pero por qué me está castigando ahora?”.

“Lo fundamental es educarle en las consecuencias de sus actos”, añade la experta. Por ejemplo, “si un niño llama a su madre tonta, es preferible que se le diga que mamá necesita dos o tres minutos para pensar, que entienda que nos sentimos mal. Enseñarle que en esta situación, lo que hay que hacer es pedir perdón”.

Otro caso que cita la psicóloga es cuando nuestro hijo pierde la pelota en el colegio. “Aquí lo más adecuado, por ejemplo, para que entienda las consecuencias, es hacerle saber que tiene que cuidar sus cosas. Una manera útil es que al día siguiente vaya a objetos perdidos y si no estuviera allí el balón, decirle que hasta que sea su cumpleaños o Navidad no podrá tener una nueva”, El consejo fundamental de la experta es que antes de castigar “párate y piensa: ¿Qué es lo que ha hecho el niño? ¿cuál es el objetivo que quieres conseguir que aprenda? ¿Cómo quieres que entienda lo que ha hecho? Y de ahí reflexionar las consecuencias lógicas. Como todo, es entrenamiento”, concluye Álava.

Las consecuencias del castigo en los niños

Castigar sin justificación alguna y de forma desmedida tiene consecuencias negativas en los niños. Lorena García Vega, formadora de familias y educadora de aula, explicaba a este medio en una entrevista las 4 R del castigo que representan el efecto negativo del mismo sobre el comportamiento del niño, y estas son:

  1. Resentimiento: sentir que el castigo impuesto no es justo.
  2. Revancha: Cuando menos se lo esperen me saldré con la mía
  3. Rebeldía: Voy a hacer todo lo contrario a lo que me digan
  4. Retraimiento, quizá desde mi punto de vista la más negativa, porque conlleva dos posibles resultados. Primero, está la cobardía en cuanto no me van a volver a pillar, que no es lo mismo que no lo voy a volver a hacer, sino que lo haré cuando no me vean. La segunda, es la reducción de la autoestima, que es cuando jugamos con las emociones del niño a través del castigo, como puede ser la retirada de afecto o exagerar su mala conducta. O simplemente le hacemos sentir mal por lo que ha hecho, el niño puede llegar a pensar (mente inmadura) que es una mala persona, y considero que este pensamiento es para un niño una atrocidad. Por otro lado, el pequeño ante el castigo puede convertirse en adicto a la aprobación, convirtiéndose en una persona complaciente, y generando esto el que en un futuro pueda ser más vulnerable a las malas influencias.
Sigue leyendo

Tendencias